Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
permacultura

La Permacultura: Una nueva forma de agricultura

Sostenibilidad, verde, ecología, medio ambiente, eficiencia, reducir, reutilizar y reciclar, son algunas de las palabras que hace diez años nos rondaban, pero todavía no nos hacían replantearnos la vida ni cuestionar nuestras decisiones. Hoy sí lo hacen.

Cuando se empezaron a escuchar las primeras preocupaciones por el cambio climático –entre ellas las charlas Ted que hizo Al Gore– fueron muchos los que pensaron que estaban siendo alarmistas. Hoy día al que no le importe la situación del planeta, mejor que no lo diga. A quienes sí nos importa, estamos en una etapa de cambios; cambios de hábito en la forma en que nos relacionamos con el medio ambiente, las industrias, los animales, la alimentación, la economía, el consumo, el rol de los líderes… en fin, en diez años nuestra forma de ver nuestro planeta y nuestra vida en él, ha cambiado.

Transformación de la agricultura

La permacultura es uno más de esos esfuerzos que estamos haciendo para vivir de una manera más responsable. Y en la búsqueda del equilibrio, este sistema combina la tecnología y el origen. Uno de sus objetivos principales es lograr un sistema de administración de la tierra y de la naturaleza, integrando una serie de principios que permitan incrementar el capital hacia un futuro sostenible. ¿Cómo esperan lograrlo? Diseñando de forma consciente patrones y relaciones que ya están presentes en la naturaleza, a la vez que las personas y sus comunidades participan de forma activa en este engranaje.

El paisajismo, la agricultura orgánica y sostenible, el manejo de residuos, el uso eficiente de la energía y de los recursos hídricos, entre otros, son parte de este sistema, que va incluso más allá, gestionando el rol de las personas y de las comunidades en esto.

Utilizando al máximo los recursos y los desechos de las plantas y de los animales, incluso de las personas, se logra beneficiar a otros elementos del mismo sistema que pueden aprovecharlos. Todos los elementos que participen de un sistema deben proporcionar la energía necesaria para autosustentarse, además de poder entregar algo de vuelta al resto del sistema. Todos son protagonistas y cada uno aporta algo necesario para el óptimo desarrollo del lugar.

Permacultura: compostaje

En la Permacultura “Todos para uno”

La permacultura aplica las relaciones ya existentes en la naturaleza a otros aspectos de la vida moderna, como la agricultura, la forma en que construimos, la tecnología, la educación y nuestra economía. Algunos de los consejos que rigen esta disciplina son:

-Captura y almacena energía.

-Aplica la autorregulación y acepta la retroalimentación.

-Usa y valora los servicios y recursos renovables.

-Deja de producir residuos.

Todo está ligado y por eso el proceso de diseño creativo se basa en sistemas holísticos. Bill Mollison, quien acuñó el término a fines de los 70, definió la permacultura como “la filosofía de trabajar con, y no en contra de la naturaleza; de observación prolongada y reflexiva, en lugar de labores prolongadas e inconscientes; de entender a las plantas y los animales en todas sus funciones, en lugar de tratar a las áreas como sistemas mono-productivos”.

agricultura responsable

Aprender de la naturaleza ha permitido diseñar ecosistemas sostenibles de los que podamos beneficiarnos en el futuro. Parte de esto está en encontrar un equilibrio en donde las personas, los animales y las plantas podamos convivir con respeto, entregándonos mutuamente lo que necesitamos para sobrevivir. Finalmente, es una invitación a vivir en este mundo como un colectivo, en donde muy luego necesitaremos aprender a vivir con menos energía.

¿Crees que la permacultura es un sistema beneficioso para todos?, ¿conoces algún lugar en donde se lleve a cabo?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente