Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Foto: AFP

Malala Yousafzai, la joven defensora del derecho a la educación femenina

Nunca la defensa de la educación había tenido una guerrera tan fuerte como Malala Yousafzai. Esta joven paquistaní, de tan solo 17 años, acaba de ser galardonada con el Premio Nobel de la Paz , debido a su intrincada labor en defensa de que las mujeres musulmanas de su país, tengan acceso libre a ser educadas.

Malala alcanzó notoriedad mundial, cuando en el 2012, fue atacada cobardemente por un grupo talibán. Ataque que estuvo a punto de costarle la vida.

Su historia

Malala nació en julio de 1997 y, a los 13 años, comenzó a escribir en un blog de la BBC, bajo el seudónimo de Gul Makai . Usando esa plataforma, dio a conocer las atrocidades cometidas por el régimen de Tehrik-i-Taliban, quien había ocupado militarmente el valle cerca del río Swat, dejando una estela de sangre y desolación entre sus habitantes. Malala denunció el maltrato infantil cometido, así como la explotación que sufrían los menores de la región. Asimismo, prohibió deliberadamente la educación femenina entre el 2003 y el 2009.

Ante estos sucesos, Malala fue (sino la única) una especie de vocera de aquellas mujeres relegadas bajo el pensamiento estricto musulmán, por ende, fue sindicada como enemiga de este régimen. El cual tomó la cruenta decisión de atacarla mientras se trasladaba en su bus escolar.

Un disparo de fusil en la cabeza y una herida en su cuello, no lograron quitarle la vida, por lo que fue trasladada hasta el hospital Queen Elizabeth en Birmingham, Inglaterra, para protegerla. Para su recuperación, tuvieron que implantarle una placa de titanio en su cabeza, además de un dispositivo para la audición de su oído izquierdo. Desde Europa, Malala ha seguido su lucha por la educación de los niños y mujeres paquistaníes.

El año recién pasado, fue publicada su biografía “Yo soy Malala”, la que fue escrita junto a la periodista inglesa Christina Lamb . En este libro, cuenta su vida antes y después del ataque que sufrió. También nos cuenta del pasado fundamentalista de su padre, quien en la actualidad ocupa el puesto de agregado de educación del consulado de Pakistán.

Malala es una joven que ha vencido a la adversidad en una cultura que condena a la mujer, por el solo hecho de serlo. Es más, como anécdota, la ganadora del Nobel de la Paz se ha confesado fan de Angelina Jolie y la saga Crespúsculo mostrándonos que es una chica como cualquier otra, pero que ha sido capaz de enfrentar la estricta rigurosidad de su país de origen por un bien mayor: el derecho a la educación de la mujer, dándonos un ejemplo de fortaleza y humanidad.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente