Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Lifehack: la caja de lavandería para el colegio

Pareciera que todos los días las mejores soluciones van de la mano con ahorrar tiempo. ¿De qué nos sirve un nuevo artefacto si es que no nos ayuda a encontrar unos minutitos de más para hacer otras cosas que nos gustan?

La lavandería es un trámite que muchos queremos terminar desde que comenzamos y tener de vuelta nuestra preciada ropa lo antes posible.

Incluso 15 minutos más hacen diferencias. La diferencia entre disfrutar de una comida de verdad, un desayuno preparado o alcanzar a jugar unos 15 minutos extra con tu mascota antes de irte al trabajo. Para lo que sea, encontrar 15 minutos extra siempre es agradecido.

Quizás muchos estamos de acuerdo con que el tiempo no se “encuentra” simplemente. Hay que “crearlo”. Crear estrategias para priorizar y demorarnos menos en lo que podemos dedicar menos tiempo. Y una manera de lograr esto es con un consejo que te daremos hoy en Vivir Smart, para simplificar una de estas tareas diarias.

Hace ya meses que comenzó el segundo semestre y el comienzo de una nueva etapa escolar. Pero la vuelta del 18 de septiembre también puede ser dura para algunos y con este truquito simplificarás todo ese remolino que ya te llegó si se terminaron tus días libres, o si se te avecina el próximo lunes.

Puede que la tuya en específico no sea así, pero las rutinas matutinas frecuentemente consisten en levantarse temprano para ir al trabajo y, si es que tienes hijos, levantarlos a ellos también para llevarlos al colegio. Preparar el desayuno, cepillarse los dientes, apurar a todas las tortugas de tu familia y salir. Al menos para quienes apreciamos las horas de sueño, cada minuto es preciado.

Ahorra tiempo con la caja de lavandería para el colegio

Definitivamente esta técnica requiere bastante organización pero a quién no le vendría bien un poco de orden y organización a su vida, ¿o me equivoco?

¿Qué necesitas para este truco?

  • Necesitas organizar la ropa de cada uno de tus hijos. Por ejemplo, en verano: pantalones cortos, camisas, faldas o vestidos, calcetines y ropa interior. Si tus hijos usan uniforme para ir al colegio esta tarea se simplifica bastante. Y no significa que tengas que tener 7 prendas distintas para cada día, simplemente un orden de cómo lo irán usando.
  • Necesitas una caja: cualquier tipo de caja, solo te tienes que asegurar de que sea lo suficientemente grande como para que quepan cinco o tres días de ropa doblada. Si tienes uno o dos hijos bastará una caja, pero cuando son más, te recomendamos agregar una caja extra.

La pregunta del millón: ¿cómo?

Siempre es mejor la anticipación, para que el domingo no te tome por sorpresa, o peor aún el domingo a fines de unas largas vacaciones. Sin ese estrés innecesario de hacer todo a la rápida justo antes de comenzar la vida real nuevamente, te sentirás mucho mejor y tu descanso no se caerá por un acantilado. Así que el fin de semana, ojalá antes del domingo en la noche, prepárate. Ordena lo que necesitarán tus hijos o familia en la semana.

Pequeño consejo: cuando pongas una camisa, unos pantalones o un vestido, por dentro y siempre de manera ordenada (sea cual sea tu orden) agrega los artículos necesarios dentro de la camisa. Por ejemplo, ropa interior, calcetines e incluso colets para el pelo. Agrega todo lo que tu hijo o hija pueda necesitar y así no estés buscando a último minuto. Dobla todo el conjunto y ponlo dentro de la caja, de manera que no ocupe mucho espacio.

Continúa doblando atuendos para los días de escuela que quieras preparar, como tres o cuatro, los que tú quieras. En la mañana tus hijos elegirán fácilmente qué atuendo usar, sin dejar un desorden en todo su clóset.

Fuente: LiveSimply

Así ahorras unos minutos y no tendrás que preocuparte por perder tiempo valioso en la mañana mientras buscas un calcetín perdido. Tendrás un ratito más para hacer lo que quieras y la mejor parte es que tu cabeza estará más despejada a esas primeras horas de la mañana. Puede ser que en un principio requiera más tiempo de organización pero a la larga definitivamente simplificará tu vida, que es lo que busca este consejo ya implementado por muchos.

Y teniendo este orden por adelantado, te aseguramos que será más fácil lavar la ropa. Tienes las prendas juntas, sabes exactamente lo que fue usado y no necesitas andar buscando por toda tu casa si alguien dejó un pantalón sobre cualquier silla. Solo echa tu cajita entera en la lavadora y listo. ¡Minutos menos al instante!

Si quieres ahorrar incluso más tiempo, te dejamos este link, donde puedes buscar lavadoras que se adapten perfectamente a tu estilo de vida y al de tu familia.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente