Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Cómo la limonada de una niña de 11 años está salvando a las abejas

Todo sobre: EmprendimientoMujeres

El amor no tiene edad y parece que los negocios tampoco (sobre todo cuando están relacionados). O al menos así parece ser con Mikaila Ulmer, una pequeña de Texas quien a sus cortos 11 años logró mezclar su fascinación por las abejas y sus grandes habilidades de marketing para poder ayudar a sus insectos favoritos.

Todo partió cuando tenía cuatro años y fue picada por dos abejas. Sorprendentemente, en vez de generar un rechazo de por vida hacia ellas, se dedicó a informarse más al respecto y dio con la enorme cantidad de beneficios con los que estos insectos contribuyen al medioambiente.

14628152134494

Años después se propuso reunir fondos para ayudar a las abejas y detener su acelerado proceso de desaparición en el mundo (el que en algunos países alcanza niveles del 50%). Fue así como empezó a hacer limonadas a partir de una receta de su abuela, aunque con una leve modificación: las endulzó con miel.

El camino al éxito

Desde ahí que su vida nunca fue igual. Sus limonadas causaron tanto revuelo entre sus familiares y conocidos que llegó incluso a un programa de televisión llamado Shark Tank, en donde un grupo de profesionales evalúa los proyectos de la gente para decidir si los financian o no.

El espacio televisivo sirvió como una ventana para hacer llegar a más gente sus productos. Tanto así, que Mikayla terminó llevándolos a la Casa Blanca, en donde tuvo la oportunidad de darle a probar al mismísimo Barack Obama. Gracias a su buen sabor y noble misión, la pequeña pudo reunir US$ 60 mil e invertirlos en su limonada que llamó Me & the Bees Lemonade.

Su contribución a las abejas

La cadena de supermercados orgánicos Whole Foods Market terminó firmando un contrato de US$ 11 millones con ella y ahora sus productos se han convertido en la estrella de los estantes de la firma. Además, participa vendiendo su limonada en diversos eventos y restaurantes.

La mayoría de sus ganancias van destinadas a organizaciones que trabajen salvando a abejas alrededor del mundo a través de la apicultura y la concientización sobre el uso de algunos pesticidas. También realiza cursos para aprender a proteger a estos insectos y a tener tu propia colmena, aparte de ayudar a sus amigos a llevar a cabo sus propios emprendimientos. Así, ¿cómo no sucumbir frente a la refrescante limonada y misión de esta pequeña?

¿Qué otros casos de niños emprendedores recuerdas?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente