Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Tips para secar la ropa en invierno

Cuando hay un día soleado, corremos a colgar la ropa recién lavada, para aprovechar el calor del sol, y en el invierno, muchas veces echamos de menos eso, los días nublados o de lluvia, no tenemos posibilidad de sacar la ropa y cuesta infinito que se seque. Así que hoy en Vivir Smart te entregamos un par de tips para que puedas secar, sin problemas, tu ropa este invierno. 

Varias veces te hemos advertido que no es bueno que tus prendas queden húmedas por mucho tiempo, porque eso hace que la ropa quede con mal olor. Sobre todo, las toallas, es ultra importante que se sequen cuanto antes, porque si quedan un poco mojadas, pueden terminar con un olor bastante desagradable.

Usa colgadores

Es ultra importante que si vas a colgar la ropa, esta quede estirada, de manera que se pueda secar uniformemente, un consejo útil es colgar las blusas, camisas o poleras en un colgador de ropa, así se secará más rápido y además, quedará con menos arrugas.

Aprovecha la calefacción

Si tienes calefacción, aprovecha de secar tus prendas cerca de los radiadores, durante la noche, así podrás tener tu ropa seca al día siguiente y usar la tenida que querías usar, pero que pensabas que no se alcanzaría a secar.

¿Qué hago con las sábanas y toallas?

Son nuestro dolor de cabeza en el invierno, porque pareciera que no se secan nunca, pero si tomas las siguientes precauciones, te irá mucho mejor:

  • Colgarlas estiradas
  • Dejar una separación entre cada una

Mientras más espacio tengan para secarse, mucho mejor. Que ni se te ocurra dejar una pagada a la otra o doblarlas, porque así solo lograrás que queden húmedas y con un olor horrible

Dos en uno: lava y seca con la TWINWash

Si no tienes mucho espacio para tener muchos electrodomésticos, prueba las lavadoras que tienen incluída la secadora.

Nos declaramos fanáticos de la lavadora TWINWash, porque además de ser eficiente, cómoda y elegante, nos permite tener en un solo aparato: lavadora y secadora. Así, no nos complicamos la vida y cuando terminamos de lavar, comenzamos a secar la ropa, ahorrando dinero y espacio.

Recuerda que antes de meter cualquier prenda, debes revisar la etiqueta con las instrucciones de lavado y secado, porque hay algunas prendas que es preferible no secar en la secadora, ya que se pueden estropear.

Por ejemplo, las prendas de algodón que se puedan achicar o las que tienen elásticos, es mejor secarlas en otra parte.

Y tú, ¿cómo te las arreglas los días de invierno para secar la ropa?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente