Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Cómo limpiar una corbata

¿Quieres lavar tu corbata favorita, pero no sabes cómo? Hoy en Vivir Smart te lo explicamos.

Las corbatas son delicadas y no podemos lavarlas en la lavadora, porque se estropean, entonces es necesario que leas estos consejos antes de intentar limpiarla.

Mucho cuidado

No es necesario lavarlas tanto, de hecho, casi nunca, pero ¿qué pasa si tienes uno de esos “accidentes” a la hora de almuerzo y se te cae la sopa o lo que estés almorzando sobre la corbata?

Hay que solucionar el problema. ¿Cómo?

Lo que tienes que hacer inmediatamente después de manchar tu corbata con comida, es ir rápidamente a humedecerla con agua fría, para evitar que quede impregnada en la tela.

¿Pero si la mancha es de grasa o aceite? El agua fría no servirá. Entonces, lo ideal en este caso es aplicar un poco de talco o maicena sobre la mancha, para que absorba la grasa o aceite, debes dejar que actúe durante unas horas y luego sacúdela (si no se va, puedes repetir el proceso).

¿Qué cuidados requiere cada material?

Hay corbatas de distintos tipos de telas y materiales, por eso es necesario saber cuáles son los cuidados que necesita cada uno de ellos.

  • Seda: estas corbatas no toleran el agua caliente y tampoco se deben extender. Para limpiarlas, hay que lavarlas en seco.
  • Algodón: evita el agua caliente porque el algodón se encoje. También tienes que tener precaución de que puedan teñir el resto de las prendas.
  • Lana: por ningún motivo utilizar agua caliente y se deben secar en posición horizontal, para que no se deformen.
  • Fibras sintéticas (poliéster, lycra y nylon): este tipo de telas se arruga muy poco, son sensibles al color y se lavan con agua tibia. Se planchan al vapor.

Por ningún motivo laves tu corbata favorita en la lavadora. Aunque ames tu lavadora LG, este tipo de prendas, es preferible lavarlas a mano y con mucho cuidado.

¡Cuéntanos cómo te va!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente