Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Secadora por Condensación

Diga “Sí” a las secadoras

Lavar y secar ropa fue un problema que por décadas se manifestó, y esto porque no existían las lavadoras, ni menos una secadora, que pudiera dejar las prendas utilizables, en especial cuando el clima no acompañaba en invierno y otoño. Pero la tecnología avanzó y nos ofreció los equipos que hoy tenemos para limpiar y secar cualquier tipo de vestimenta.

SECALG

Pero como en todo desarrollo tecnológico e innovación, existe un porcentaje de gente que se niega, ya que se dejan llevar por mitos populares que aparecen. Este es el caso de las secadoras, que a pesar de que su mercado se ha expandido, no se equipara con la venta de las lavadoras que están en la mayoría de las casas.

Rompiendo Mitos de las secadoras de ropa

Con el propósito de entregar una información correcta sobre las secadoras, desmitificaremos algunos de los mitos más destacados sobre este equipo, que sin lugar a dudas, nos entrega una importante ayuda; perfecta para tener disponible cualquier prenda, independiente la hayamos lavado el mismo día y no exista sol para que se seque.

No protegen la ropa – Falso

Muchas de las personas no acceden a una secadora ya que creen que ésta termina perjudicando la prenda, por lo que es preferible dejarla en el tendedero al aire libre. Quizás los primeros equipos no entregaban la mejor protección, pero la tecnología actual con la que están desarrollados estos equipos demuestran que secan a 55°; la temperatura que no encoge ni daña una prenda.

No son lo suficiente rápidas para seca – Falso

Si se quiere hacer un desafío sobre qué seca más rápido una prenda; el sol o una secadora, obviamente ésta última será la ganadora. En el caso de los equipos LG, éstas permiten activar el modo de secado rápido que combina la bomba de calor con la resistencia para hacer que los tiempos se rebajen hasta en un 30%.

Nos hace gastar mucha electricidad – Falso

Los nuevos equipos demuestran que sus bombas de calor gastan muy poco, contrario a lo que pasaba con secadoras antiguas. Al final de mes, el tiempo y la energía que uno se ahorrara, definitivamente dejará con una gran sonrisa.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente