Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Consejos para evitar botar las sobras

¿Sabías que en el mundo se desechan 1300 millones de toneladas de comida útil? Simplemente botamos la comida porque no la queremos tener en nuestros refrigeradores, pero no vemos lo que hay detrás de este hecho. No solo desperdiciamos dinero y nutrientes, sino que ni siquiera somos conscientes de todo el proceso que conlleva la producción de comida y los recursos que se utilizan para hacerla. Y no solo se contamina muchísimo, sino que además cuando nuestras sobras van a parar a un vertedero, se generan un montón de gases contaminantes que se podrían evitar si derrocháramos menos alimentos.

Con los consejos que te damos hoy en Vivir Smart encontrarás algunos aliados en la lucha contra el desperdicio de alimentos y así también podrás gestionar de mejor manera tu tiempo.

Y además, no sabemos de lo que nos perdemos, porque una comida hecha de sobras, ¡sí puede ser muy buena! No requiere de mucho esfuerzo, ayuda con nuestro presupuesto, reordena nuestro refrigerador y principalmente es evitar un derroche innecesario. Aquí te damos algunos consejos para reparar tu problema con las sobras del hogar y convertirlo en una parte integral de tu rutina alimenticia.

Cocina pensando en las sobras

Las sobras, a diferencia de lo que pensamos normalmente, debieran ser una en lugar de solo “algo de lo que deshacerse”. ¿Por qué? Pues ahorra un montón de tiempo y no significa necesariamente que te repetirás el mismo plato. Por supuesto que siempre es mejor calcular bien las porciones de comida pero si se nos pasa un poco la mano, no deberíamos pensar en botarlo como una solución, sino que mejor, reutilizarlo. Si estás haciendo una ensalada por ejemplo, no le pongas aderezo a todo. Deja que cada persona se encargue de su aderezo en la mesa, y así puedas guardar las sobras para el día siguiente.

Guarda las sobras en recipientes transparentes

Muchas veces las sobras solo se pierden en la parte de atrás de nuestros refrigeradores. La mejor manera de evitar esto es guardar los restos en potes de vidrio. Así, los verás cada vez que abras el refrigerador.

Incorporar las sobras en otras recetas

Si no tiene suficientes sobras para un plato de comida, agrégalas a otro. Por ejemplo, si tienes verduras que ya fueron cocidas, las puedes convertir en una tortilla. Simplemente con porotos negros entre dos tortillas y un poco de queso puedes hacer una rica quesadilla, o con unos garbanzos, nueces, queso rallado o huevo duro picado puedes hacer una conduntente ensalada, las opciones son infinitas. Casi cualquier cosa puede ir en una sopa (granos, verduras, legumbres, tomates, etc). Si no has hecho un budín de pan antes, hazlo con tu próxima rebanada de pan duro. El arroz frito también es una buena opción para aprovechar las sobras. Con arroz frío y verduras precocidas puedes hacer un excelente plato lleno de nutrientes y sin mucho esfuerzo.

Ten un buffet de sobras

Una vez a la semana, o cuando el refrigerador esté muy lleno de sobras, haz un día de sobras. Pon todo en platos bonitos (a veces la presentación es todo) y que cada miembro de la familia elija lo que quiere comer.

Compra un termo

Las sobras calientes son mucho más atractivas que las frías, por lo que un termo es una inversión inteligente que se pagará en unos días de almuerzos recuperados. Además, no solo te servirá para los alimentos, un termo siempre te será muy útil, especialmente en esos días de invierno donde necesitas un té caliente.

Con estas técnicas podrás botar mucho menos comida de la que botas. Aunque gracias a la nuevas tecnologías los refrigeradores LG pueden mantener sobras en buenísimas condiciones para que duren y no tengas que desperdiciarla. Revisa y compara los precios de los refrigeradores LG en el siguiente link.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente