Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
VivirSmart

Cómo lavar tus sábanas

El sueño es uno de los momentos más importantes de tu día, pues te ayuda a recobrar toda la energía que gastaste durante la jornada. Y por eso es clave que las sábanas estén limpias y sean cómodas. Normalmente, se recomienda lavarlas cada una semana o tres días en caso de que sudes mucho, para evitar malos olores y suciedad. Si no lo haces, corres el riesgo de contagiarte de enfermedades e infecciones, ya que con un uso promedio de 8 horas diarias, dejas muchas impurezas de tu cuerpo en ellas.

¿Pero cómo lavarlas correctamente? Aquí te dejamos unos excelentes consejos que te ayudarán a dejarlas bien limpias y perfumadas pero sin estropearlas. Te durarán más tiempo y a la vez dormirás mejor.

Lava tus sábanas nuevas con vinagre y bicarbonato de sodio

Algunas sábanas nuevas poseen químicos que se añaden durante la fabricación y que pueden evitar que estas se sientan suaves. El detergente retendrá estos químicos y hará que las sábanas nuevas se sientan un poco ásperas. Puedes evitar este problema lavando tus sábanas nuevas con una taza (240 ml.) de bicarbonato de sodio y una taza de vinagre blanco durante el ciclo de enjuague. Después de esta primera lavada, ya podrás usar un detergente común en los siguientes lavados.

Lee la etiqueta de lavado

Sigue las instrucciones de lavado que aparecen en la etiqueta de cuidados de tus sábanas antes de lavarlas. En ella podrás ver las instrucciones de lavado específicas según el material y la marca. No laves demasiadas sábanas juntas ya que no quedarán tan limpias.

shutterstock_511789564

Lava la ropa de cama por separado

Lava solo las sábanas y fundas de almohadas juntas para que duren más. El contacto con otras prendas más pesadas puede desgastarlas. Evita sobre todo las toallas, ya que estas pueden dejar pequeñas pelusas en tus sábanas. Y obviamente también evita prendas de colores diferentes a las sábanas, pues pueden decolorarlas.

LG TWINWash™ te ayudará a hacerlo

Como los especialistas de LG saben que toda la ropa necesita diferentes lavados, se creó la lavadora TWINWash™, que cuenta con dos tambores independientes que te permitirán realizar dos lavados distintos al mismo, ayudándote a ahorrar tiempo y energía. De esta forma, puedes lavar tus sábanas en uno mientras limpias tu ropa en otro. El compartimento superior tienen una capacidad de 21 kilos, ideal para sábanas que suelen ocupar más espacio, y el inferior tiene una capacidad de 3,5 kilos, donde puedes lavar tu delicada ropa interior, por ejemplo.

Captura-de-pantalla-2016-07-15-a-las-11.33.48

Modera el uso de detergente

Nunca es bueno sobrepasarse con el detergente, ya que no ayudará a que tus sábanas duren mucho. Mide la cantidad de detergente necesaria para el tamaño de la carga. Para lavar una carga normal, usa 1/4 de taza (60 ml. o 2 oz.) o la mitad de una tapa llena de detergente líquido para ropa. Para lavar una carga muy sucia, usa 1/2 taza (120 ml. o 4 oz.) o una tapa llena de detergente líquido para ropa. También puedes seguir las indicaciones que aparecen en la caja de tu detergente.

Escoge el ciclo adecuado

Dependiendo de cuan sucias están tus sabanas, deberás elegir un ciclo de lavado diferente en tu máquina. Si tu lavadora cuenta con un ciclo especial para sábanas, elige esta opción. Si no, usa el normal. Normalmente deberías usar agua tibia, aunque si están muy sucias deberías utilizar un ciclo de agua caliente para eliminar más gérmenes. Si lavas con mucha frecuencia usando agua caliente, entonces tus sábanas se gastarán más rápido.

shutterstock_273036659

Complementa el lavado

Puedes agregar ingredientes comunes para deshacerte de determinados olores, mejorar otros y aclarar tus sábanas. Por ejemplo, una taza de vinagre durante el ciclo de enjuague te ayudará a eliminar todo rastro de detergente. También en lugar de cloro puedes agregar un 1/4 de taza de jugo de limón al ciclo de lavado como agente blanqueador. Esto puede hacer que tus sábanas duren un poco más.

Agua fría para telas delicadas

Las sábanas más comunes son de algodón, pero también las hay de seda o lino. Estas telas generalmente son más suaves pero también más delicadas. Si tienes sábanas de estos materiales es mejor lavarlas con ciclos de agua fría y por separado a telas más pesadas.

shutterstock_519334192

Secado optimo

Si es que vives en un buen clima y cuentas con una logia o un lugar adecuado para colgar tus sábanas, es mejor que las dejes secar ahí para cuidarlas. En caso contrario, es recomendable usar una secadora, pero generalmente en el ciclo de temperatura medio o bajo.

¿Conoces otro truco para cuidar tus sábanas?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente