Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
12 alimentos que no deberías poner dentro del refrigerador

12 alimentos que no deberías poner dentro del refrigerador

Por mucho que tengas un LG Smart Refrigerator u otro otro refrigerador de la línea LG (y aunque no tengas la suerte de tener uno de los nuestros) hay alimentos que no se deberían guardar dentro del refrigerador porque al contrario de lo que creemos, se deterioran y pierden sus propiedades. Encontramos en lifehack un interesante artículo que tradujimos para ustedes y se lo dejamos a continuación.

Aunque nos gusta tratar al refrigerador como un refugio seguro para todas las comidas y bebidas, hay, de hecho, alimentos que no deberías poner dentro del refrigerador. Para evitar quitar el sabor de tus alimentos, o producir molestias en el paladar con texturas y sabores que se han arruinado, aquí hay algunos que puedes evitar guardar en él desde ya. De seguro te sorprenderás con lo que leerás aquí

Poner esos alimentos dentro del refrigerador no causará ningún daño; de todas maneras puede causar ciertamente molestias para el paladar con texturas y sabores que se han arruinado. Para evitar quitar el sabor de tus alimentos, aquí hay algunos de ellos que no deberías poner dentro del refrigerador.

Aceites
No estamos seguros si esto se clasifica como un alimento o más como un ingrediente para alimentos, pero no obstante, poner aceites dentro del refrigerador tiende a ponerlos espesos y casi en la consistencia de una mantequillas para untar. Esto es más común con aceite de oliva y de coco, los cuales tienden a solidificarse en temperaturas frías y toma mucho tiempo en que se vuelvan líquidas nuevamente. (Dato: si cometiste este error, pon el aceite dentro del microondas por pocos segundos para que vuelva a su consistencia habitual).

Café
Ya sea en polvo o grano, el café nunca debe ser almacenado dentro del refrigerador. El problema con el café es que es prácticamente una esponja con olores a su alrededor, así que si lo pones dentro del refrigerador, el café comenzará a absorber cualquier olor que esté dentro de él y nunca volverá a su sabor arábico original.

Otro problema es cuando hay un cambio drástico de temperatura, el café pierde humedad, lo que básicamente lo desatura el sabor original del grano.

Tomates
El gran problema con almacenar tomate en el refrigerador es que la temperatura fría comienza a causar estragos en su textura y vuelve al tomate harinoso. ¿Alguna vez has comido una ensalada de tomates que sabe blanda y que prácticamente tiene cristales de hielo en su interior? Es probable que esos tomates hayan sido almacenados en frío por un largo tiempo.

Cebollas
Al igual que los tomates, las cebollas tienden a ponerse increíblemente blandas y mohosas si las dejas en el refrigerador por mucho tiempo. Si la cebollas está cortada, las capas comienzan el proceso de secado incluso si lo envuelves herméticamente. También, las cebollas cortadas tienden a envolver la ubicación en la que se encuentran con su olor, por lo cual muchas tablas para cortar de madera hacen que todo lo que uno corta tenga sabor a cebolla después de un tiempo.

Papas
Las temperaturas frías generalmente comienzan a romper el almidón de la papa, por lo tanto, refrigerarlas te dejará una dulce o arenosa papa, que rara vez sabe bien en esta etapa sin importar lo que hagas con ella.

Plátanos
Si refrigeras o no los plátanos, depende de qué grado de madurez quieras para ellos, ya que la temperatura baja del refrigerador tiende a retrasar su proceso de maduración.Por lo tanto, poner un plátano verde en el refrigerador, significa que va a permanecer verde por un tiempo increíblemente largo.

Por otra parte, si tienes plátanos maduros que están listos para comer, pero no lo harás de inmediato, ese es el momento para ponerlos en el refrigerador. La cáscara puede ponerse negra o café pero la fruta en su interior permanecerá perfecta.

Miel
Encuentra una jarra de 1000 años con miel, y estará tan fresca como el día que fue envasada y naturalmente preservada. Pone la miel en el refrigerador y aumentará la rapidez de la cristalización del azúcar lo que la convierte en una especie de masa, haciendo que sea difícil sacarla del envase.

Ajo
El ajo se echa a perder rápidamente dentro del refrigerador, le crece moho y se vuelve sutilmente gomoso. Lo que lo hace peor es que el aspecto exterior rara vez cambia, por lo que no te darás cuenta hasta que decidas cortar alguno y freírlo con ají y camarones.

Melón
Es aconsejable almacenar el melón en el refrigerador una vez que se ha cortado; sin embargo, hasta antes de eso deberías dejarlo fuera del refrigerador. Se han realizado estudios que demuestran que dejar el melón fuera a temperatura ambiente, ayudaría a mantener los niveles de antioxidantes intactos

Palta
Muchas veces cuando compras una palta en una tienda, están duras, casi como una piedra, por lo que necesitará una considerable cantidad de tiempo para que maduren y sepan bien. Poner la palta en el refrigerador parará completamente el proceso de maduración como sucede con el plátano, prácticamente se congelan en el tiempo.

Pan
Los panes no tienden a ponerse como lo anterior cuando están en el refrigerador. La única vez que deberías refrigerar el pan es cuando haces un sándwich, ya que se vuelve increíblemente duro a bajas temperaturas, lo que también promueve que se añeje más rápido.

Hierbas frescas
A menos que las envuelvas bien o las pongas en un recipiente hermético, no deberías refrigerar las hierbas. Las hierbas frescas son como el café, les encanta absorber los olores que lo rodean, haciendo imposible que vuelvan a su saber original. También pierden sabor y se secan en el refrigerador rápidamente, así que a menos que pienses envolverlos, es prudente dejarlos fuera y lejos de los olores fuertes.

Mientras este artículo completo grita sobre uno de los primero problemas del mundo, somos todos globalmente responsables por 4 billones de toneladas de comida desperdiciada por año de comida que no puede comerse.

Si EE.UU. corta el desperdicio de comida solo un 5% será suficiente para alimentar a 4 millones de americanos. Tomando pequeñas medidas de precaución para entender cómo almacenar alimentos y las mejores prácticas para ello, no sólo vamos a bajar el desperdicio, sino que también podríamos aumentar la cantidad de gente que está siendo alimentada. ¿Qué crees?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente
Publicado por Antonia Consuelo hace 4 años:

es bueno saberlo….no tenia idea……

Publicado por Paula hace 4 años:

Buen datooo

Publicado por Perla hace 4 años:

muchas gracias por los datos, quizas deban haber mas alimentos que no debemos refrigerar

Publicado por Cindy hace 4 años:

excelente articulo, todo muy claro ya no mas refri para lo que corresponda =)

Publicado por Graciela hace 4 años:

huy de esas cosas hay 1 que me encanta

Publicado por Graciela hace 4 años:

genial la publicación y clara ..gracias siempre se aprende algo nuevo.