¡Ay pero qué ricos! Si es cosa que me ponga a pensar en uno y ya se hace agua la boca. Es que esa carne sazonada y llena de sabor, el pan, la salsa de ajo, las verduritas que le dan el frescor necesario, y el papel de aluminio que trata de atajar el jugo ...