Omega 3, selenio, proteínas y vitaminas, ¡a comer pescado!...