Son el postre favorito de mi madre. El sólo hecho de pensar en él, hace que me vea en su comedor, cocina y en todas las edades recordables. Las encuentro tan deliciosas que las veo como un número ganador para cuando no se tiene tiempo y se quiere algo que casi se haga solito, pero ...