Me encantan los detalles, hacer cosas con mis propias manos, regalarlas o simplemente dejármelas para mí. Siempre busco cosas sencillas, pero bonitas y que tengan un toque especial. Es por ello que cuando, después de una súper salida, llegué a mi casa con un ramo de flores y vi que no tenía un mísero florero, ...