Bendito helado que alegras la vida de todos y de todas las edades. Compañero fiel de los operados de las amígdalas, que con el sólo hecho que te tendrán por montones acceden a meterse a pabellón. Recompensa de niños mañosos que odian la acelga, pero se la tragan porque saben que con dejar limpio el ...