Todos conocemos la historia: un muchacho negro, nacido y criado en Filadelfia, que pasa sus días en la plaza con los cabros, relajándose, escuchando la radio y jugando baloncesto, se pelea un día con unos grandulones del barrio y su madre, toda histérica, con ondulines en la cabeza y todo, le dice: te mudas, ahora ...