¡Chao manchas amarillas!...