¡Que ni se te ocurra meterla a la lavadora! ...