Fui por una invitación de una marca, a diferencia de las 80 mil personas que compraron tickets de pre-venta. A mí ni siquiera me causaba curiosidad ver la película, porque ya había leído el libro y terminó siendo una decepción absoluta. Pensé que seria erótico y sí, dos páginas lo eran, pero había que leer ...