Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
inspiración-catalina avendaño-vivirsmart

Vivir a full

Todo sobre: ConsejosMujer

A todos nos pasa, se nos vienen encima la cotidianidad y los problemas, y entramos en un piloto automático que nos nubla la vista. Hace unas semanas escribí sobre la meditación como una práctica que nos ayuda a ser conscientes del momento en el que estamos, que finalmente es lo único que tenemos. Esta vez quiero hablarles sobre la inspiración.

No me refiero a la inspiración que han buscado artistas, músicos y creadores a lo largo de la historia. Para mí es más una señal, como una cuerda que me tira hacia arriba cuando lo cotidiano se vuelve un poco abrumador.

Tampoco hablo de grandes ideas ni de reflexiones profundas, sino que de encontrar algo que haga de la vida algo interesante de vivir. Momentos simples, ya sea pintar o leer, reírse sin parar con los amigos o cocinar por placer. La naturaleza también es fuente de inspiración; sentir el mar en los pies o las mañanas de invierno en Santiago cuando el sol ilumina la cordillera nevada.

Lo inútil también importa

Steve Jobs sigue siendo un referente en la industria de la tecnología, lo que –según él mismo cuenta– logró tras hacer lo que más les gustaba (qué humilde este Jobs). El caso es que para el discurso que dio el año 2005 en la Universidad de Standford ilustró cuánto puede cambiar nuestra vida si hacemos de ella algo significativo.

Cuenta que dejó la universidad como alumno regular pero siguió yendo a las clases que le parecían interesantes, como de tipografía. Una materia que, en sus palabras, “no tenía ni la más mínima esperanza de aplicación práctica en mi vida”. Fue gracias a lo que aprendió en ese curso que, años después, los Mac tendrían “una bella tipografía”. Y eso marcó la diferencia.

Ni ustedes ni yo somos Steve Jobs pero todos tenemos intereses únicos que vale la pena explorar; es más ¡es un deber! No nos quedemos en la superficie sólo porque es a lo que estamos acostumbrados. ¿Qué fome y plana una vida así, o no?

Personalmente, y aunque vengo de una familia donde la lógica y la razón son clave, vivo haciendo cosas inútiles. He tomado clases de tango y de decoración, aprendí a hacer mosaicos, estudio italiano, hago amigos nuevos todo el tiempo, prendo velas e incluso a veces tomo rutas diferentes para llegar al mismo lugar… sólo porque sí. No tienen ninguna utilidad práctica, pero son momentos que alegran mi día.

Los invito a ser curiosos y descubrir ¿qué es lo que los inspira en sus vidas?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente
Publicado por Rita hace 4 años:

Bueno, creo que si no se logra realizar lo inútil, lo útil pierde sentido.