Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
wikimedia

Viajando como experto en logística

Todo sobre: ConsejosViajes

Hace unas semanas leía cómo una compañera de universidad comentaba en Facebook lo poco disciplinada que era y las ganas que tenía de cambiar un poco esa característica de su persona. Pensé que yo soy al contrario, disciplinada, que más que una habilidad, a veces se torna en un problema. Aunque todo depende del lado del que se le mire, lo cierto es que todos los extremos terminan siendo complicados. Ahora bien, es agradable reconocer que a la hora de viajar, ser disciplinada te hace todo más fácil, con menos anécdotas graciosas que contar quizás, pero por su parte se agradece cuando se está sola.

Seguramente se preguntarán qué relación tiene esto con el título de este post… pues mucha, porque aquella disciplina y facilidad de organizar tiene mucho que ver con el concepto logístico.

Siendo organizado

Si bien el término fue utilizado en un inicio por los militares, hoy en día también se ocupa en el ámbito empresarial, haciendo alusión según la definición de la RAE al “conjunto de medios y métodos necesarios para llevar a cabo la organización de una empresa o de un servicio, especialmente de distribución”.  Ahora bien, si llevamos el termino a la cotidianidad del viajero, podemos decir que básicamente se preocuparía de una buena organización y coordinación, ya sea de transporte, bodegaje, desde la salida y llegada a nuevo destino.

Porque claro, con tal de no cargar una mochila por horas a sabiendas que debes tomar un transporte a medianoche es, sin duda, algo que debemos pensar constantemente a lo largo de todo el recorrido.

Es sabido que los hoteles, hostales o el lugar que sea donde hospedes tienen una hora de “checkout”, la cual comúnmente es a las 11 de la mañana, sin embargo,  no falta el lugar que debes abandonar a las 10 de la mañana, aunque hayas llegado el día anterior a las 11 de la noche. Lo peor es cuando tienes un vuelo, tren u otro transporte aquel día que te retiras a la medianoche, momento en que surgen las preguntas: ¿qué hago durante todas estas horas y dónde dejo el equipaje mientras voy a pasear? ¿Cómo me trasladaré al lugar de embarque? ¿Cuánto tiempo me tomará? ¿Dónde cambio el dinero que sobró? Las interrogantes pueden ser muchas…

Recuerden que viajo de manera económica, por lo tanto no hay un recepcionista de hostal que haga algo por ti. Si tú también viajas de esta manera, deberás organizar desde el transporte en que llegas hasta el mismo que te llevará para salir del país.

Afortunadamente les puedo contar que en la mayoría de las estaciones del mundo, ya sea de trenes, aeropuerto, ferri, etc. -exceptuando los países con menos recursos- encuentras custodia o casilleros. Asimismo, siempre es posible dejar el equipaje en el hostal mientras sales a realizar tu último recorrido. El problema es que no sólo debes pensar en los tiempos de desplazamiento, sino que en dónde te encontrarás aquel día de manera que no tengas que circular por toda la ciudad o pueblo para luego recoger tus cosas.

El lavado de ropa también se convierte en un tema importante de organización; no puedes lavar si no hay secadora o si partirás al día siguiente a un nuevo destino, ya que correrás el riesgo de tener que llevártela mojada. Por lo tanto, se lava temprano en la mañana o en la noche, cuando vuelves de recorrer el lugar en el que estás,  teniendo en cuenta que no partirás al día siguiente. Ahora, si es un país donde no hay forma de que encuentres máquinas, lavarás a mano y dejarás secando al sol (si es que sale ese día) sino, simplemente en algún minuto dejas de lavar y sí, tendrás que sacudir y reciclar constantemente, claro que la ropa interior se lava a mano todos los días.

Aunque seas la persona mas desorganizada del mundo -porque si que hay viajeros que lo son- desde el momento que te pones a viajar es muy probable que te conviertas en experto en logística, y esto porque, de lo contrario, tendrás que empezar a desembolsar dinero por cada error que cometas, ya sea equivocándote en algún horario, transporte u otro, y eso sin contar que de seguro perderás mas de alguna pertenencia, pasarás algún mal rato y hasta desesperación.

Así es que ya sabes, si eres una persona que le gusta viajar, lo más probable es que a estas alturas ya seas todo un experto en logística.

 

 

 

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente