Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Bálsamo labial casero

Bálsamo labial casero para tus amigas

Todo sobre: DIYNavidadTendencias

Quedan poquísimos días para que sea Navidad y muchas aún andamos corriendo para buscar qué regalo hacer a nuestras amigas y familiares. Sumémosle a esto que existe la posibilidad de no haber administrado bien nuestro dinero de fin de año comprando cosas más grandes… ¡Estrés! ¿Qué hacer?

Si no quieres dejar de regalarle a ninguna de “tus mujeres”, puedes probar esta maravillosa solución con la que ahorrarás dinero y tiempo, pero por sobre todas las cosas quedarás como reina, ya que no sólo es algo útil sino que hecho con tus propias manos. ¡Bálsamo labial casero!

Los bálsamos labiales nunca están de más en el cosmetiquero y en la cartera de todas. Ayudan a prevenir que la boca se parta en invierno y a que se reseque en verano con el sol y el calor, y puedes agregarle lo que tú quieras para darle un toque especial: aromas, esencias, vitaminas o color.

¡Manos a la obra con los bálsamos labiales caseros!

La receta básica para bálsamos labiales caseros es muy sencilla. Necesitarás cera de abeja o vaselina sólida como base (ambas sirven y se procesan de la misma forma), gotas de aceite de oliva, albahaca, lavanda, coco, chocolate o cualquier otra esencia que se te ocurra y un trocito de lápiz labial si quieres darle color. Además, para almacenarlos puedes usar los clásicos tubos que se retraen, o pocillos de plástico o metal (puedes comprarlos en las droguerías).

Lo primero, es derretir la base (la cera o vaselina) en una olla de acero inoxidable, a fuego bajo para que no hierva ni se queme. Lentamente, debes ir agregando una a una las esencias y aceites, incorporándolos con movimientos envolventes. Cuando ya esté convertida en una mezcla homogénea, retíralo del fuego, y en un recipiente aparte muele el labial hasta dejarlo como una pasta.

Revisa que la mezcla principal esté tibia y agrega el labial hecho pasta. Antes que se termine de enfriar, vierte el bálsamo labial en los recipientes y espera a que se enfríe. El toque final dáselo en el refrigerador, dejándolo unos 40 minutos en la parte baja (para que termine de ponerse sólido nuevamente).

Para darle un toque mucho más profesional, puedes poner una flor seca en un rincón del envase, la que podrá sacarse a medida de que se vaya acabando. No olvides los detalles: un envoltorio bonito lo dejará aún más profesional.

¿Lo intentarás? Cuéntanos qué tal te quedó y qué opinaron tus amigas del bálsamo labial casero ¡apostamos a que será sensación!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente
Publicado por Ruth hace 3 años:

wow… y puedes ponerle color?

    Publicado por Mundo LG hace 3 años:

    ¡Claro!
    Como dice Camila, con un trocito de lápiz labial al derretir la cera o vaselina, le puedes dar un toque de color. 🙂