Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Sabana-Tips

Sencillos y prácticos consejos para lavar sábanas

Si bien, la mayoría somos cuidadosos a la hora del lavado, y sobre todo después de que nos repitieron hasta el cansancio: ¡no mezcles la ropa de color con la ropa blanca! El día a día no nos permite ciertamente tomar muchos reparos en cada prenda de ropa que usamos.

Es por eso que las sábanas, ropa que utilizamos a diario, quedan un poco rezagadas en cuanto a los cuidados que podamos darles a la hora de lavarlas y mantenerlas impecables.

Acá, te dejamos un listado con consejos útiles para tus sábanas permanezcan el mayor tiempo posible impolutas, suaves y sin daños en la tela:

Las telas comunes (algodón y mezcla de algodón con sintético) son casi siempre lavables en máquina, asumiendo que tu equipo de lavado es lo suficientemente grande para que quepan. Para estar seguros que la sabana cabe, prueba metiéndola antes del lavado o secado; o bien busca en el instructivo de tu equipo, el peso que puede lavar.
Para lavar telas comunes, usa la temperatura más templada (tibia) y que sea segura para las fibras. Esta temperatura es usualmente lo mejor porque, por lo general, las sábanas están hechas de sintéticos y/o tejido de algodón.

  • Agrega suficiente detergente previamente disuelto antes de agregar la sábana.
  • Si tienes tiempo, deja remojar las piezas por unos 20 minutos y luego lavar en un ciclo normal.
  • Enjuaga con agua fría y exprime en la misma lavadora (el ciclo que da vueltas centrífugas).
  • Las sábanas pueden secarse colgadas en el tendedero. De preferencia usando dos líneas para colgar la ropa, es decir pasando de un lado a otro la tela, algo así como si formaras una mesa alta. Con esto balanceas el peso y previenes que se arrugue y encoja.
  • Por último, la luz directa del sol ayuda a matar gérmenes.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente