Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
relajo

Relájate y elimina la ansiedad de tu vida

Todo sobre: Consejos

Insomnio, comer desmesuradamente, comerse las uñas o rascarse la cabeza ¿Cuál de estas acciones te han identificado alguna vez? Creemos que a la mayoría nos ha llegado más que una, y cómo no, si son algunas de las reacciones que hacemos cuando padecemos de ansiedad. Este es un estado emocional que cada vez se expresa en la sociedad actual, marcada por el bullicio, competencia, inestabilidad laboral y estrés.

Este estado emocional inconsciente cada vez más común y que nos produce hasta la sensación de angustia y descontrol, definitivamente  debemos apaciguarla si queremos vivir en paz y armonía con uno y con los demás. Por esto, hoy queremos ayudarlos, otorgándoles algunas técnicas de relajación para reducir la ansiedad.

Técnicas para reducirla

Controla la respiración

Quizás puedes encontrar esta técnica muy básica, pero será mejor que pongas atención y sigas los pasos que te daré hoy:

  1. Inspira por la nariz en lugar de por la boca.
  2. Respira suave y profundamente varias veces.
  3. Haz un par de inspiraciones profundas por la nariz seguidas de exhalaciones lentas y suaves por la boca

Respiración Diafragmática

  1. Colócate en una posición cómoda e intenta relajar los músculos.
  2. Sitúa una mano en el pecho y otra sobre el estómago.
  3. Toma aire lentamente por la nariz llevando el aire hasta la mano que tienes en el estómago. La mano del pecho debe quedar inmóvil.
  4. Cuando consigas llevar el aire hasta allí, retenlo durante un par de segundos.
  5. Suelta el aire poco a poco por la boca, de manera que sientas como se va hundiendo el estómago y la mano del pecho sigue inmóvil.
  6. Repite varias veces este ejercicio.

Deja la mente en blanco

Sin duda una de las técnicas más difícil de efectuar, pero no imposible, que si te concentras y pones todo de ti, obtendrás excelentes resultados.

  1. Escoge uno de los ejercicios de respiración propuestos.
  2. Mientras lo estás realizando, concéntrate sólo en tu respiración.
  3. Cuenta las exhalaciones lentamente, al ritmo que se producen.
  4. Intenta llegar hasta el número cinco.
  5. Si algún pensamiento cruza por tu mente, pon el contador a cero.
  6. A medida que vayas dominándolo, ves aumentando el número de respiraciones con la mente en blanco.

 

 

 

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente