Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
felicidad

¿Qué se celebra en el Día Internacional de la Felicidad?

Más que una celebración es un anhelo, es la esperanza de vivir en sociedades que valoren el factor emocional como una variable tan importante como el económico, es una solicitud a los gobiernos del mundo para que consideren la felicidad como una necesidad humana que contribuye al desarrollo del país, tanto como las exportaciones, las relaciones exteriores y los índices de productividad.

No es sólo una plegaria nacional, también es una tarea personal. Lo cierto es que cada persona se relaciona con diversas comunidades a lo largo del día, el trabajo, la familia, los amigos, algún deporte, un hobby, estudio… con todas las personas que interactuamos diariamente estamos influyendo y estamos siendo influidos por ellas. La influencia que se va generando son nuevas características de las que uno se apropia, inconsciente o conscientemente, ¿Se han fijado que a veces tenemos las mismas expresiones con las amigas? ¿Han notado que en su equipo de trabajo realizan acciones similares y comprenden los procesos de igual forma? Muchas son las conductas que se van modelando en la interacción con otras personas, desde que nacemos imitamos lo que vemos a nuestro alrededor y toda nuestra vida seguimos adoptando nuevas formas que nos complementan.

Las emociones también se imitan y se contagian en determinados momentos, cuando viajamos en un transporte lleno de personas enojadas, apretadas y a disgusto la atmósfera colectiva que se construye es negativa y fácilmente una persona podrá ser “contagiada” con esas emociones colectivas. Lo mismo sucede con emociones positivas, cuando nos relacionamos con personas contentas, alegres y optimistas podremos sentir esa emoción como propia y luego el cuerpo la adopta generando un estado de bienestar general. Esto es a lo que llamo Emosocial, las emociones que se construyen, modelan y articulan en base a un sentir colectivo a un determinado momento y con una comunidad específica. Por ejemplo ante una emergencia el sentido de pánico se propaga rápidamente, en un concierto la vibración de las personas que asisten es similar.

¿Cuál es nuestra tarea o desafío personal?

La tarea es contribuir a que nuestra sociedad sea más feliz. (No es tan ambicioso como parece) Cada uno puede aportar, generando espacios de relación más amables y alegres, con nuestras comunidades más cercanas, valorar al otro con sus conocimientos y experiencias, apreciar la diversidad, pasar más tiempo con otras personas y expresar gratitud.

Mi desafío fue hacer el Movimiento por la Felicidad, con el objetivo de compartir una forma de vida que contribuya con una vida más armoniosa y plena, en la que comprendamos que ser feliz no es cuantificar las sonrisas, sino que adoptar una forma de vivir y enfrentar la vida, desde una perspectiva optimista y reflexiva, en aprendizaje y observación constante de uno mismo para comprender al otro, en el entendimiento que somos lo que somos por las constantes interacciones con otras personas a lo largo de nuestra vida. Ser feliz no es algo personal, individual o exclusivo solo para algunas personas, ser feliz es compartir y convivir con otros en respeto mutuo, relacionándose y siendo juntos, construyendo un nosotros.

¿Cómo te imaginas un mundo más feliz?

 

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente