Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Posturas de yoga para activar el sistema nervioso central

Todo sobre: ConsejosVida Sanayoga

Llegó marzo. Y porque siempre llegar marzo, es mejor recibirlo con los brazos abiertos y llenos de energía para empezar este 2016, que se viene (dicen) bastante movido. Los días de playa y siesta empiezan a quedar atrás, pero queda mucho por hacer. Y como el yoga siempre llega a ayudarnos de las formas más variadas y completas según el momento en el que estamos, les quiero contar sobre las extensiones de columna.

Activando el cuerpo y la mente

Sabemos lo importante que es el sistema nervioso central para nuestro organismo: es quien toma los estímulos del entorno y del organismo, para luego reaccionar frente a ellos. La columna es su canal y si sabemos cómo moverla y despertarla, podremos ver cómo nos llenamos de energía para recibir este nuevo ciclo 2016.

En otras posturas –como por ejemplo las restaurativas– no es necesario preparar el cuerpo. En el caso de las extensiones de columna es diferente y sí es necesario hacer posturas previas: formar el arco hacia atrás implica trabajar con tiempo y de forma inteligente, paciente, cuidadosa.

Abrir el pecho y crear espacio entre las vértebras es parte de esta preparación, así que tómate el tiempo para trabajar en eso. Una vez que las armamos es importante mantener una retroversión pélvica (avanzar con la pelvis para que las crestas ilíacas retrocedan): al hacerlo contenemos el abdomen y ambos movimientos nos ayudan a no causar presión en la zona lumbar.

A nivel físico, son posturas que estimulan, generan energía y calor al activar todo el sistema nervioso central. A nivel emocional, abrimos el tórax y lo proyectamos hacia adelante activando Anahata al centro del pecho, chakra donde se manifiestan el amor y todas nuestras emociones. En las extensiones ayudamos a que Anahata se desbloquee; la energía acumulada en ese lugar se libera y muchas veces nos muestra lo que estaba bien escondido ahí.

Posturas de extensión de columna

Bhujangasana: tal como lo dice su nombre, la postura de la cobra imita a la serpiente con la cabeza levantada. El pecho se abre notoriamente con la ayuda de las manos que empujan hacia atrás y de los músculos intercostales, permitiendo una muy buena oxigenación además de liberar las tensiones del cuello. Eso sí, si tienes una hernia cervical no puedes hacer llevar la cabeza atrás; mantén el mentón hacia el pecho para no comprimir esa zona.

Ustrasana: cuando armamos la postura del camello tenemos el peso apoyado en las tibias y los pies, lo que nos da una sensación de liberación en el pecho que está amplio y abierto, con la cabeza que descansa hacia atrás. Es una postura potente y permite activar no sólo Anahata chakra sino que también Vishuddi en la garganta (chakra de la comunicación). Para armarla apoyamos los metatarsos en el mat y llevamos cada mano a su talón, para primero avanzar con la pelvis, seguida de las caderas. Una vez que el pecho está lo suficientemente abierto como para haber hecho una almohadita de músculos atrás del cuello, llevamos la cabeza hacia atrás. Todos reaccionamos de forma distinta a cada postura y es importante escuchar esa reacción; a mí por ejemplo Ustrasana me ha costado, porque al llevar la cabeza atrás me da mucho vértigo.

Urdhva Dhanurasana: esta postura abre mucho el tórax, cada vez más a medida que lo vamos abriendo. Como todas las extensiones, es una excelente postura si estamos cansados porque nos quita el sueño y nos despierta. Para armarla, acuéstate sobre el mat con las rodillas flectadas y los pies apoyados a una distancia en que puedas tocarlos con los dedos de las manos. Luego lleva las manos al lado de los hombros con los dedos apuntando hacia tus pies. Inhala profundamente y al exhalar estira las piernas y los brazos, proyectando la pelvis hacia el cielo y avanzando con el pecho hacia adelante, hasta que los hombros queden a la altura de las rodillas.

La columna y todo lo que hay ahí es muy delicado: lo último que debemos hacer es exigirnos más de la cuenta. Estas son posturas que les recomiendo hacer con algún profesor que los guíe, para tener una buena experiencia y disfrutar del proceso. ¡Y ojo! Para las personas que tengan cualquier tipo de problema como discopatías o hernias, mucho más cuidado.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente