Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
VivirSmart

Por qué es una buena idea desintoxicarse del azúcar

Hace ya unos años que venimos escuchando los efectos del azúcar: que es dañina para la salud, que es adictiva, que puede causarnos enfermedades, que cambia el pH de nuestro organismo. Algunos incluso se atreven a decir que es veneno, pero la verdad es que todo esto es un tema nuevo para nosotros: los azúcares refinados no eran parte de nuestra dieta hasta hace apenas algunos  años (considerando la historia de la humanidad).

Lo que andan diciendo

Lo que en un principio –hace miles de años atrás– nos sirvió para tener energía y como fuente de salud (es decir los azúcares presentes en la naturaleza), con la modernidad y la industrialización llegó a niveles excesivos.

azucar

Entonces lo que hoy parece un simple hábito podría estar causando un grave daño a nuestra salud: aumento de peso, aumento en la presión sanguínea, colesterol y por su supuesto, diabetes, la enfermedad donde el cuerpo pierde la capacidad de medir los niveles de azúcar en la sangre.

Jamás imaginé que el azúcar pudiera ser adictivo, pero en cuanto leí al respecto me hizo todo el sentido del mundo. Esos antojos dulces que no se quitan hasta comer algo rico y que siempre vuelven después de un rato, me dejaron pensando en eso. Hay estudios, como el desarrollado por la Universidad de Burdeos en Francia, que explican que el efecto neurológico que causa el azúcar hace que las personas que comen dulces constantemente tengan mayor dificultad para controlar su consumo.

Otros estudios, como este, dicen haber comprobado algo todavía más radical: que el efecto adictivo del azúcar es incluso peor que el de la cocaína. Los resultados parecen ser concluyentes al asegurar que lo dulce nos entrega una sensación de recompensa mayor que el de esta droga. La explicación parece ser que nuestro organismo no está adaptado para altas concentraciones de azúcar, por eso es que su consumo provoca una estimulación exagerada en nuestro cerebro –la sensación de recompensa– haciendo tan difícil controlar las ganas y llevándonos a esta adicción.

Dejarlo para bien

Para dejar el azúcar no nos sirve hacer un detox de una semana; es necesario dejarlo de manera definitiva. Lo que lo hace más difícil es que no está sólo en los dulces, también está en otros alimentos que jamás se nos pasarían por la mente como el jamón y la salsa de tomate enlatada.

noazucar

Esta es una idea de menú diario para mantenernos nutridos y alimentados: al desayuno, avena con fruta o frutos secos, al almuerzo, carne o pollo con una ensalada verde o legumbres, una colación en la tarde con zanahorias o apio picado en palitos y untados en hummus, y en la noche, sopa de verduras.

La fruta es una buena manera de atacar esos antojos: azúcar pero de la buena. Los carbohidratos de las hojas verdes y las proteínas también deben estar presentes: nos quitan el hambre y ayudan a mantener balanceada el azúcar en la sangre. Como alternativa saludable para endulzar les recomiendo la stevia, que viene directamente de la planta, no tiene calorías ni aumenta los niveles de azúcar en la sangre. Alternativas hay muchas, ¡sólo se trata de buscarlas!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente