Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
emociones se reflejan en el cuerpo

Nuestras emociones y el impacto en el cuerpo

Todo sobre: ConsejosSentirse Bien

El ritmo diario de la vida, los traslados y la falta de tiempo provocan desatención a nuestras emociones, nos olvidamos que somos seres principalmente emocionales y que nuestro equilibrio se manifiesta desde la expresión de nuestro rostro hasta nuestra postura corporal. Nuestros pensamientos influyen directamente en la forma cómo percibimos el mundo y nos relacionamos con las personas ¿Cuántas veces han sentido que un comentario suena igual que un insulto? ¿Cuántas veces han tenido que pedir disculpas por una sobre reacción? Me imagino que muchas veces, lo que ocurre es que recibimos el comentario según como nos sentimos y así es como respondemos. Si nuestra forma de ser y vivir es desde una perspectiva positiva y optimista, no sentiremos los insultos y menos responderemos de mala forma.

Desde la ciencia, existen estudios que ha realizado por años el Doctor Masaru Emoto sobre el comportamiento de las moléculas de agua al ser enfrentadas a pensamientos. Sus observaciones han demostrado que al tomar muestras de lugares que han sido impactadas por catástrofes naturales como tsunamis o inundaciones o destinar malos pensamientos a una porción de agua, sus moléculas se reparten de forma desordenada sin posibilidad de observar forma alguna, en cambio cuando a una porción de agua destinamos conscientemente pensamientos positivos su composición molecular se ordena en formas orgánicas y geométricas, en algunos casos hasta similares a mandalas.

Cuando pensamos en los estudios del Dr. Emoto y que nuestro cuerpo está compuesto en 2/3 de agua no podemos dejar de pensar lo que nuestros pensamientos y emociones están provocando en cada molécula de agua en el cuerpo.

Las emociones dependen de la propia voluntad de construir espacios en los que prime la alegría y felicidad. Destinar pensamientos positivos diariamente y relacionarnos con los otros desde esa perspectiva nos permitirá compartir generando vínculos amables y respetuosos. La invitación es a ser más conscientes de nuestras emociones, disfrutar más de todos los abrazos y sonrisas que nos regalan a diario nuestros amigos y seres queridos y valorarnos. El desafío: menos ceños fruncidos y más dientes sonrientes.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente
Publicado por Antonia Consuelo hace 4 años:

la mejor terapia para el cuerpo y mente es ser positiva, siempre sonriente y motivada

Publicado por Loreto hace 4 años:

mi mejor terapia es reír, si reír de la vida y de mi misma porque ser tan grave si puedes sonreír a las cosas simples y cotidianas.