Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Mitos-de-embarazo-800x534

Mitos sobre el embarazo

Cuando estamos embarazadas, y sobre todo si seremos madres primerizas, nos llenan, aconsejan (acongojan) con diversos comentarios y recomendaciones que se suponen nos aportan a un estado de espera que debería ser tranquilo y sereno.

Pues bien, sepan que no es así.

Cuando estamos embarazadas sólo queremos saber qué es lo que podemos y lo que no podemos hacer. Mientras más nos indiquen qué es bueno o malo, más nos desorientamos al respecto.

Uno de los temas más recurrentes es sobre lo que podemos y no podemos consumir durante el embarazo. Sabemos que no podemos consumir alcohol, pero, ¿hemos averiguado cuánto es lo permitido?

Todo tiene un margen de permisividad, siempre y cuando estemos bien asesoradas por un doctor.

En Vivir Smart, desmitificamos algunas de las teorías sobre lo que se puede comer o beber, hacer o no hacer, mientras estamos en la dulce espera.

Mitos

Mito 1: si tenemos acidez, el bebé nacerá con mucho pelo

La acidez es provocado por causas como el exceso de hormonas y fisiológicas.

Mito 2: tienes que comer por dos

Ideal es que no subamos más de siete kilos durante el embarazo. Comer mejor, no significa comer más.

Mito 3: bañarnos puede provocarnos infecciones

El útero está sellado y protegido. Sólo es aconsejable tomar resguardos durante el último mes, puesto que estamos en proceso de trabajo de parto y no es recomendable darnos largos baños de tina. Mejor sólo una ducha.

Mito 4: no podemos tener relaciones íntimas

Si es que nuestro ginecólogo lo prohibiera, no tendremos problemas al mantener relaciones sexuales estando embarazadas. Tampoco es un aliciente para apresurar el parto en las últimas semanas. No te preocupes.

Mito 5: no puedes teñirte el pelo
Es científicamente imposible que la tintura de pelo afecte el desarrollo del bebé. Lo único que podría pasar, es que tu piel se irrite, al estar más sensible a todo.

Así que, sólo debemos disfrutar nuestro embarazo.

¡Todos son distintos!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente