Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Mándalas para colorear

Mándalas para colorear

Existen diversos métodos  de relajación y concentración a los que podemos acudir para obtener momentos de paz y tranquilidad. Si algunos recurren al yoga, a la meditación, a rezar e incluso hacer deporte, les contamos sobre una técnica o modalidad llamado mándala, disciplina que se basa en símbolos de sanación, totalidad, unión e  integración.

¿Qué es mándala?

Foto: Wikipedia

Foto: Wikipedia

Mándala proviene del sánscrito y significa Círculo Sagrado. El mándala es básicamente un círculo, que representa el cosmos y la eternidad.  Simboliza la creación, el mundo, el dios, el ser humano, en fin, la vida misma. En un análisis más profundo, todo lo que hay en nuestras vidas tiene formas circulares, desde la forma de la Tierra hasta la de las células, todo tiene forma de círculo. Por eso la implicancia media metafísica y espiritual con estas lindas obras que bien pueden ser un excelente decorativo en nuestro hogar.

¿Cómo pintarlos?

Al igual que los niños, si nos ponemos a pintar, nos dejamos llevar y la actividad se convierte en una suerte de relajo. Ahora, si nos animamos a hacer un mándala propio, es decir, trazar nuestros propios patrones para pintar, debemos saber algunos sencillos pasos.

Lo primero es siempre seguir la misma pauta, tal como lo indica el sitio MandalaWeb, donde indican que hay que seguir un hábito el cual nos dirige hacia el viaje interior.

Pasos y consejos para colorear mándalas

  • Los primero es tener claro que se trata de una actividad primordialmente libre, sin embargo, no debemos empezar otro mándala si no hemos terminado el anterior.
  • Procuremos elegir lugares iluminados naturalmente para trabajar.
  • Debemos encontrar un lugar que nos asegure tranquilidad, y si lo hacemos acompañados de música, mucho mejor. Tratemos que siempre sea en el mismo sitio.
  • El segundo paso es elegir qué tipo de mándala pintaremos. Para esto debemos dejarnos guiar por la intuición y hacer el que más llame nuestra atención. Si es el primero que hacemos, elijamos los de figuras grandes. Si buscamos liberarnos del estrés, optemos por las de figuras chicas. Si queremos subir el ánimo, pintemos las de formas circulares.
  • El tercer paso consta en elegir los colores y dejar llevarnos por nuestras sensaciones e intuición. Debemos restarle importancia a la belleza de los trazos y dejar que nuestro subconsciente sea el que mande.
  • En el cuarto paso debemos pintar el mándala. Acá, por ejemplo. Si pintamos de adentro hacia afuera, es porque queremos mostrar cómo nos sentimos, en cambio, si queremos centrarnos, lo haremos de la forma inversa.
  • Una vez coloreado el mándala, nos daremos cuenta del estado de ánimo que tenemos. La verdad es que siempre quedan hermosos y funciona como una buena terapia de relajo y desconexión. Asimismo, es una buna práctica para sacarnos el estrés de la jornada.

En los sitios web mandalas.dibujos y mandalas podrás  descargar ideas para colorear mándalas para que comiences esta linda práctica. ¡Disfrútalo!

 

 

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente