Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Mamá

Mamás que se convierten en estrellas

La vida me dio el regalo de tener dos madres. Cada una importante en distintos momentos de mi vida. Pero una de ellas ya no esta conmigo físicamente.

Compartimos mis seis primeros años de vida. Me gustó que fueras estricta con las comidas .Que me enseñaras tantas cosas, como el bordar, tejer, pintar, la receta del kuchen de manzana esa que me tenías al irte a ver al Sur. Contagiaste  mi corazón por el amor a las manualidades, todo lo que usaras :  agujas, hilos y telas. La introspección para ti era tan valida como el ir todos los fin de semana de parranda. Dijiste que la juventud era tan corta si tu la vivías así.

Era conocida por ser “una mujer cantora”  voz aguda, de risa estruendosa, tan amistosa que siempre estaba vinculada a grupos de abuelitos buenos para el baile o la música folclórica.

Y fue así hasta en su último momento lúcido. Antes que el Cáncer terminará con su vida.

Siempre pensé desde niña en ese momento como algo lejano casi irreal.

Llegó como una tormenta. No recuerdo haber sentido tanto dolor en centro de mi pecho.

La muerte se convirtió para mi en el estado más lleno de emociones que la vida misma. Viene, para confirma nuestra trascendencia, en lo que dejamos vivo en las personas que amamos.

Cada momento que hacemos con amor nos convierte en eternos. Tal como las estrellas nos transformamos, brillamos y finalmente morimos.

Al terminar de escribir esto, me doy cuenta que mucho lo que conocí en ella lo reconozco en mi. En la mujer que soy ahora…

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente