Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

¡Los niños necesitan jugar afuera! 6 razones que no puedes ignorar

Que los niños jueguen al aire libre es importantísimo, no tengas miedo a que se puedan resfriar, caer o embarrar. En el invierno, que se abriguen bien y disfruten de las bondades de estar al aire libre. En Vivir Smart te contamos cuáles son las seis razones, según Claire McCarthy, profesora de pediatría en la Facultad de Medicina de Harvard, para fomentar que los niños salgan de la casa.

¿Buscas mejorar las posibilidades de salud y éxito de tu hijo?

¡Asegúrate de que pase mucho tiempo jugando afuera!

Según McCarthy, hay muchas maneras en que la infancia de esta generación es diferente a la anterior, sin embargo, uno de los contrastes más notorios es el tiempo que se pasa dentro de la casa.

El aumento en el tiempo dedicado a interactuar con dispositivos electrónicos, el énfasis en las actividades programadas, las preocupaciones sobre la exposición al sol y, la falta de lugares seguros al aire libre para jugar, son algunas de las razones. ¿Y por qué deberían estar más tiempo fuera?

Necesitan producir vitamina D

Nuestros cuerpos necesitan sol para producir vitamina D, una vitamina que desempeña un papel fundamental en muchos procesos corporales, desde el desarrollo de los huesos hasta nuestro sistema inmunitario. La exposición al sol (con la debida protección) también desempeña un papel en nuestro sistema inmunitario, en tener un sueño saludable e incluso en el estado de ánimo.

Deben ejercitar

Los niños necesitan estar activos por lo menos una hora al día y que jueguen es una buena forma de asegurarse de que eso ocurra. Enviarlos al aire libre, con una pelota o una bicicleta, por ejemplo, fomenta el juego activo, que es finalmente el mejor ejercicio para ellos.

Desarrollar la función ejecutiva

Estas son las habilidades que nos ayudan a planificar, priorizar, solucionar problemas, negociar y realizar múltiples tareas y que son cruciales para nuestro éxito. Los niños necesitan tiempo no estructurado, necesitan estar solos y con otros niños, para que creen sus propios juegos, resuelvan cosas y se entretengan. Estar afuera les da la oportunidad de hacer esto.

Tomar riesgos

Los papás no pueden tener todo bajo control y los niños tampoco, necesitan tomar algunos riesgos, aunque como padres esto pueda generar un poco de ansiedad. Si los mantenemos en burbujas, no sabrán lo que pueden hacer y probablemente, cuando crezcan, no tendrán la confianza y la valentía para enfrentar los riesgos de la vida. “Las lecciones que aprendemos del fracaso son tan importantes como las que aprendemos del éxito”, asegura McCarthy.

Socialización

Los niños necesitan aprender a trabajar en equipo, a hacer amigos, a compartir y cooperar. Si solo interactúan en entornos muy estructurados, como equipos escolares o deportivos, no podrán o les será mucho más difícil aprender estas habilidades sociales.

Amor por la naturaleza

McCarthy sostiene que si un niño crece sin caminar en el bosque, cavar en la tierra, ver animales en su hábitat, escalar una montaña, jugar en un arroyo o mirar el horizonte infinito de un océano, es posible que nunca entienda lo importante que es cuidar el planeta.

“Así que pruébalo. Haz lo que hicieron nuestros padres: envía a tus hijos afuera. Mejor aún, ve con ellos. Y haga todo lo posible para asegurarse de que todos los niños puedan hacer lo mismo”, dice.

¿Y si se ensucian?

Eso es lo de menos, ya que la lavadora TWINWash de LG se encarga de dejar toda la ropa de tus hijos impecable.

¿Crees que los niños de hoy pasan mucho tiempo encerrados?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente