Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Corta vida al plástico en nuestras vidas

La vida sin pañales. Sin bolsas, sin botellas, sin juguetes. Imaginemos por un segundo cómo nos veríamos resolviendo el día a día si el plástico no existiera. Horror, somos totalmente plástico-dependientes.

Pero cómo no íbamos a serlo; es un material barato, moldeable, resistente y además es liviano, logrando que luego de 100 años de su invención se haya multiplicado en mil usos y formas. Pero, ¿qué pasa con el costo?

A favor y en contra

Como en todo, están las partes que defienden y las que atacan el uso de este material… pero como a mí me convence más la segunda, es esa de la que les quiero hablar. El plástico es un material derivado del petróleo, que además de ser un recurso no renovable, es completamente sintético. Diferentes estudios han demostrado que el uso del plástico no sólo es perjudicial para nuestra salud –lo que ya es importante–, también lo es para el medio ambiente.

No soy defensora vehemente del cuidado del medio ambiente pero sí trato de poner mi granito de arena, siendo cada vez más consciente de los pequeños aportes que puedo hacer. Así como todos estamos tratando de imprimir menos, también somos muchos los que estamos tratando de disminuir el uso del plástico.

Pensar en las alternativas

Si bien es como que nos quiten el cepillo de dientes obligándonos a ser creativos, también existen alternativas a algunos plásticos. Los “tupperware” son un ejemplo clave; estos recipientes liberan sustancias tóxicas que se traspasan a la comida. Como alternativa les recomiendo los frascos de vidrio. Cualquiera me sirve, incluso los que me regala mi cuñada con la mermelada de su campo.

Lo mismo pasa con las botellas plásticas de agua. Era seca para rellenarlas y pasar semanas con la misma en la cartera, pero ahora las compro, las uso y a la basura. Están hechas de Polietileno Tereftalato, un material pensado para un único uso y no para llenarlas una y otra vez, ya que desprenden sustancias tóxicas para nuestro organismo.

Hay países donde el uso de bolsas plásticas en supermercados está totalmente regulado. Lo mismo está empezando a verse en Chile y en muchos lugares ya hay bolsas de género para las compras, para evitar consumir más y más bolsas de plásticos que se demoran más de cien años en degradarse. Pero hablemos de los que se la jugaron en verdad.

Ordenanzas municipales para copiar

Pucón fue la primera comuna en el país donde se implementó el retiro de bolsas de plástico del comercio. La idea no sólo nació por la contaminación ambiental, también fue por el entorno de ríos, lagos y paisajes que al ser contaminados afectan al turismo en una comuna que depende en gran parte de eso. En dos años se propusieron cambiarlas por materiales 100% biodegradables, o reutilizables, y a partir del 2 de diciembre de este año ningún comercio en Pucón podrá entregar bolsas plásticas en la comuna. ¡Aplausos!

Bolsa reutilizable o ecobolsa

HK_PriceRite_Reusable_shopping_bags

En la comuna de Hualpén, en la Región del Bío Bío, la Municipalidad ya definió que no se usarán más bolsas plásticas, con el fin de convertirse en un lugar menos contaminado. Gradualmente, los supermercados han disminuido el uso, cambiándolas por bolsas género o cajas de cartón. Y a partir de mayo del próximo año, no se podrán entregar más bolsas a los clientes.

La duda es: ¿cuándo llegará esta ordenanza a Santiago?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente