Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Picnic-800x534

Consejos para mantener la seguridad en nuestras comidas al aire libre

Si bien estamos en días fríos, hay que aprovechar aquellas tardes soleadas que nos ofrece el invierno para inventar un panorama que nos haga salir de la rutina y respirar un poco de aire puro.

Y para eso, qué mejor que un entretenido picnic o asado en algún parque, ¿por qué no?

Además del clásico mantel, el canasto de mimbre y los taper con ricos tentempiés, debes considerar una serie de tips para que los alimentos se mantengan en óptimas condiciones.

Aunque el tiempo esté templado, debes tener cuidado y mantener la higiene. Siempre es mejor prevenir que lamentar.

Consejos

1 paso: Elige un menú simple
Trata de elegir alimentos que no necesiten refrigeración. En lo posible, comidas que se puedan servir frías: sándwiches, ensaladas, picadillos, etc. También debes tener precaución si te motivas con una parrillada al aire libre.

2 paso: Ten ojo en cómo guardas las comidas
Procura utilizar neveras o coolers, para transportar los alimentos. Si llevas alimentos que puedan gotear, usa taper herméticos para que no discurran. En lo posible, no llenes la nevera hasta arriba, debes dejar espacios para que la comida “respire”.

Tip útil: Guarda los alimentos en el orden inverso en que serán consumidos. Es decir, coloca primero en el cooler los productos que comerás al final de la velada al aire libre.

3 paso: Considerar si será un vieja largo o corto
Si vamos a llevar comida para un viaje un poco más largo, trata en lo posible de separar los alimentos de las bebidas, también los aperitivos de los productos perecederos.

4 paso: Precauciones para antes de comer
Si no cuentas con una llave cerca, debes ir preparada con botellas de agua para lavarte bien las manos antes de cocinar y comer. Lleva agua en botellas para distintas funciones: lavarnos las manos, bebestible y agua para lavar los utensilios sucios.

5 paso: Cómo comernos una parrillada segura al aire libre
Si haces un asado al aire libre, ten por seguro que llegarán varios bichitos a molestar mientras parrillas la carne. Intenta que no se acerquen a esa rica costilla o pollo que estás cocinando. Asimismo, la carne debe quedar bien cocida. No la dejes a medio asar ni rosada, es más propenso a que agarre alguna infección indeseable.
Apenas esté el asado listo, sirve de inmediato y en platos distintos a los que comieron comidas crudas.

6 paso: Protejámonos con un repelente
Por naturaleza, los lugares al aire libre, donde hay pasto, tierra o agua cerca, es un foco de bichitos y otros insectos que pueden traernos un mal rato en un día de distracción.
Lleva siempre a los paseos al aire libre, algún tipo de repelente para mosquitos y moscas.

¡Mientras más lejos, mejor!

Por último, te damos una serie de tips a considerar para un almuerzo al aire libre:

  • Ningún alimento cocinado o carne cruda debería estar a temperatura ambiente más de dos horas. Si hace mucho calor, en apenas una hora puede contaminarse.
  • Mantener fría la comida el máximo tiempo posible.
  • Evitar la contaminación cruzada entre productos crudos y cocinados.
  • Mantener una correcta limpieza de utensilios, envases y de nuestras manos.
  • Evitar el contacto directo de la luz solar con los alimentos o la nevera portátil.
  • Apostar por los productos y platos menos perecederos (fruta fresca, pan, conservas).
  • No llevar ningún plato a medio cocinar.
  • Dejar el espacio natural tal y como nos lo encontramos.

Ahora, ¡a disfrutar!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente