Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Cambiar-pañal-800x534

Consejos para cambiar los pañales de nuestros bebés

Todo sobre: BebésConsejos

Para muchos recientes padres, los primeros días después de la llegada del bebé, son el caos total. No sabemos por qué llora, no sabemos si tiene hambre, si tiene calor, si tiene frío. Si bien hay cosas que las madres intuyen y pueden manejar de buena forma, hay otra que cada vez se han convertido en tareas compartidas entre hombres y mujeres.

Una de ellas, relegada otrora sólo para el manejo de las mujeres, es mudar al bebé o el cambio de pañales. Ahora los hombres participan mucho más en la maternidad y en todos los aspectos que conciernen al cuidado del pequeño.

Acá te entregamos un manual para mudar perfectamente a tu bebé. Sigue estos útiles pasos:

-Busca siempre una superficie plana y blanda, procura nunca dejar solo al bebé mientras lo mudes, a cierta edad son más ágiles y se voltean rápidamente. Quítale la ropa de la parte inferior, y sacas el pañal sucio.

-Procura siempre estar en un lugar con temperatura ambiente. Es frecuente que los niños sientan muy bruscos los cambios de temperatura, lo cual provoca que muchas veces se orinen y, casi siempre, cae en nuestra cara provocando risas espontáneas.

-Usa toallitas húmedas para limpiarlo. Hay personas que prefieran tomar al bebé y llevarlo a un lavabo. Si lo haces, ten cuidado en el trayecto.

-Si usas pañales desechables, quita las pestañas de los costados velozmente. Abre el pañal y ponlo debajo de la colita de tu bebé. Levántale los pies ligeramente y será mucho más fácil sacar el pañal sucio y poner el nuevo.

-Luego de limpiarlo y poner el pañal, debes secarlo muy bien y aplicar crema protectora, para evitar coceduras.

Consejo:trata siempre de poner esta crema protectora en la colita de tu bebé, evitarás las coceduras.

-Si mudas a un varón, procura que al poner el pañal, pongas su pene hacia abajo, sin aplastarlo.

Sigue estos consejos y después esta práctica se volverá un hábito que no olvidarás jamás. Es como cuando aprendemos a andar en bicicleta.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente