Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
VivirSmart

Cinco consejos para llegar a marzo con energía (y mantenerla todo el año)

Marzo se acerca rápidamente y para mí es como el primer mes del año: el verano, aunque no esté de vacaciones, es como una transición llena de cosas entretenidas para hacer. Pero se hace corto y rápidamente (e inevitablemente) llega marzo.

Para prepararnos y recibirlo con energía, podemos aprovechar estos últimos días de verano para sembrar nuevos hábitos y así estar motivados durante todo el año.

Haz deporte en las mañanas

El deporte siempre es bueno, pero es mejor si lo hacemos durante las mañanas. Todas las personas que conozco que lo han intentado han notado lo diferente que llegan a la oficina: más energía durante el día, están más concentrados y son más eficientes. A largo plazo disminuyen el estrés, duermen mejor y, por supuesto, están más saludables.

Una buena ducha después de hacer deporte nos hace llegar con otra actitud al trabajo, más relajada y con mejor ánimo. Es difícil partir –levantarse tan temprano es para valientes– pero en esa ducha nos damos cuenta de que vale la pena el esfuerzo.

Medita

Muchas veces la falta de energía durante el día tiene que ver con la falta de sueño. Les he hablado mucho sobre los beneficios de la meditación y uno de ellos es que nos ayuda a dormir mejor.

Entre otras cosas, cuando meditamos de forma constante acostumbramos a nuestra mente y a nuestro cuerpo a relajarnos mediante la percepción consciente. Cuando vivimos preocupados de mil cosas a la vez es imposible descansar, pero cuando nos concentramos podemos relajarnos de forma consciente.

relaxation-1967892_960_720

Cuando nos cuesta dormir podemos recordar las sensaciones físicas y mentales de relajo que tuvimos al meditar; eso nos ayudará. La mente es como un músculo, y al igual que el cuerpo, podemos ejercitarla.

Ducha de agua fría

Para mí, la más difícil. Ni siquiera en verano me ducho con agua fría, y cuando he tenido que hacerlo porque no tengo opción, ha sido lo más parecido a una tortura. Pero como muchas cosas buenas, hay que ser valientes para recibir sus beneficios.

Cuando nos duchamos con agua fría aumenta nuestra frecuencia cardíaca, se activan las terminaciones nerviosas de la piel y los músculos se contraen. Una buena primera manera de despertar… bien despiertos.

Duerme

Bastante obvio: para tener energía lo más importante es dormir, pero dormir bien. Hay algunos hábitos que podemos seguir, sumados a los tres datos anteriores que sin duda son un gran aporte. Por ejemplo, es importante mantener la rutina y acostumbrar a nuestro cuerpo a acostarse y despertarse a la misma hora.

El ambiente donde dormimos también nos afecta, esto quiere decir que mientras más parezca noche, mejor: televisión apagada, cortinas cerradas, y silencio, además de una buena temperatura y ropa cómoda.

En cuanto a nuestra dieta, si queremos dormir mejor tenemos que comer liviano, y evitar el café y el alcohol. La melisa es una hierbita que podemos hacer infusión y nos ayudará a incitar el sueño; tiene las propiedades para ayudar a calmar la ansiedad y la angustia, lo que a veces nos hace más difícil dormir.

Yoga

Mi favorita: la práctica constante de yoga nos ayuda a tener (y mantener) la energía. Tiene los beneficios de concentración que tiene la meditación y los beneficios físicos de hacer deporte.

Una causa importante de la falta de sueño es la preocupación, el tener la mente en mil partes. La práctica de yoga nos enseña a vivir en el momento, a la vez que nuestro cuerpo está más descansado y conectado.

Además, cuando potenciamos nuestro sistema parasimpático estimulamos nuestro nervio vago, que nos ayudará a andar más relajados y menos cansados por la vida porque es el encargado de disminuir el ritmo cardíaco, la presión arterial y secreta las hormonas “anti estrés”.

Toma estos cinco consejos y parte por uno, así ¡quizás en uno año más los estés cumpliendo todos!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente