Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Agua con limón

Agua con limón todas las mañanas

Hace un rato que se puso de moda esto del agua con limón en ayunas, al mismo tiempo que se hizo famosa la dieta alcalina. Dice que lo más saludable para nuestro cuerpo es mantener el pH equilibrado, y que eso se logra aumentando el consumo de ciertos alimentos que son básicamente frutas, verduras y semillas; piña, plátano, sandía, ciruela, almendras, apio, lechuga, perejil, orégano, yogurt natural, té verde, entre otros. Y mientras comemos más de esto, tenemos que eliminar los alimentos que acidifican nuestro pH: las carnes rojas, el café, harina, azúcar, el queso, los huevos, el alcohol, etc.

Sin darme cuenta, yo ya había estado eliminando de mi dieta estos alimentos. Creo que comer frutas, verduras y semillas es lógicamente lo más saludable: no son alimentos procesados, sino que vienen de la naturaleza (entre comillas, porque en realidad los pesticidas los hacen bastante tóxicos también). Y aunque nunca fui buena para el limón, ahora que he leído sobre sus propiedades, empezó a aparecer en mi cocina para aliñar ensaladas, hacer limonadas o para tomar en ayunas.

El limón también está dentro de las frutas que la dieta alcalina declara debemos consumir si queremos protegernos de ciertas enfermedades -incluso el cáncer-, y una forma simple para alcalinizar nuestro pH es tomar agua tibia con limón en ayunas. Se supone que debe ser todas las mañanas, pero por un lado no soy tan fanática, y por otro, daña el esmalte de los dientes.

Agua con Limón: puras cosas buenas

Lo primero: lo fácil que es hacer agua con limón. Sólo se necesitan dos cosas muy simples, agua tibia más limón (si podemos comprar limones orgánicos, mucho mejor). Con este hábito no sólo se alcaliniza nuestro pH, ya que los limones son de hecho uno de los alimentos más alcalinizantes que existen, aunque su sabor ácido pueda confundirnos. Esto les permite equilibrar nuestros niveles de pH, ya que tanto el ácido cítrico como el ascórbico, una vez metabolizados en el cuerpo, ayudan a alcalinizar la sangre.

Consumirlo de esta forma nos ayuda a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo y mejora nuestra digestión, depurando nuestro intestino de forma natural. Le ayuda a nuestro cuerpo a eliminar los desechos y además es diurético.

Juguito de limón en las mañanas es también una fuente importante de vitaminas y minerales. A la vitamina C todavía no se le reconoce todos los beneficios que tiene, y uno de ellos es que fortalece nuestro sistema inmunológico. Para qué decir cómo ayuda a no resfriarse. Además un limón tiene calcio, hierro y potasio, lo que ayuda a las personas con enfermedades cardiovasculares. Incluso nos protege de infecciones por sus propiedades antivirales y antibacterianas, aumentando nuestras defensas.

No sólo por dentro veremos los beneficios de este hábito matutino: purifica la sangre y eso nos ayuda a mantener una piel clara y rejuvenecida (¡menos arrugas y menos acné!). Lo mismo nuestra boca: el limón refresca el aliento, ideal para empezar el día sintiéndonos frescos y limpiecitos.

Tantas cosas buenas que le hacen bien a nuestro cuerpo dentro de un pequeño limón. Es que así de simple es alimentarnos de manera equilibrada: tenemos que darle protagonismo a los alimentos que vienen de la naturaleza. Son poderosos, inteligentes, y están hechos para entregarnos una cantidad importante de nutrientes, los que junto con actividad física y descanso nos permiten tener una vida saludable.

Podemos llenarnos de remedios, pero hay muchas alternativas antes de eso, ¿por qué no probar agua con limón? Como les dije una vez, el que no tiene tiempo para cuidar su salud, algún día tendrá que tener tiempo, paciencia y dinero para cuidar su enfermedad. Los invito a hacernos cargo desde hoy de nuestra salud y la de nuestra familia.

Fotografía: Pixabay

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente