Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
VivirSmart

Aceite de coco: ¿qué es y qué beneficios tiene?

Todo sobre: cocoVida Sana

Con toda la información disponible que hay sobre alimentación saludable, es difícil diferenciar lo realmente bueno de lo que no lo es. Las marcas, por otro lado, dedican tiempo importante a convencernos de que sus productos son saludables –cuando en realidad no lo son–.

Para mí la lógica es esta: mientras más cercano a la naturaleza, mejor; mientras más procesado, peor. La gente pone en duda los beneficios de lo orgánico, pero creo que es obvio que algo que tiene químicos sintéticos es peor que algo que no. O que las gallinas que corren libres son lo mismo que las que están encerradas, o que la fruta que viene congelada desde el otro lado del mundo es igual que la recién cosechada a pocos kilómetros de aquí. No necesito evidencia científica que lo compruebe.

Por todo eso es que si nos importa nuestra alimentación, es necesario informarnos y no creer solamente lo que nos muestran. El aceite de coco está de moda y es porque tiene un montón de beneficios, pero no es milagroso. Estos son algunos de sus beneficios.

Beneficios del aceite de coco

Antioxidantes: tiene propiedades para prevenir el envejecimiento prematuro de nuestras células, la inflamación y las enfermedades degenerativas como la osteoporosis.

Diabetes: en algunos casos esta es una enfermedad que se explica por malos hábitos alimenticios y estilo de vida. Para eso es recomendable consumir aceite de coco y limitar el azúcar y los carbohidratos refinados. De acuerdo a un estudio realizado en el Instituto Garvan de Investigaciones de Australia “la dieta rica en aceite de coco protege contra la resistencia a la insulina”. Los ácidos saturados se metabolizan en energía y no se convierten en glucosa, permitiendo que estos niveles se mantengan estables.

Pérdida de peso: el consumo de aceite de coco puede reducir el apetito y la ansiedad, además de acelerar el metabolismo y por ende, el gasto energético.

co

Sistema inmune: fortalece nuestras defensas porque tiene propiedades antifungicas, antibacteriales y antivirales. Además, el ácido láurico inhibe el crecimiento de patógenos que causan infecciones (como la gripe y el herpes).

Cosmética: funciona como un muy buen hidratante para la piel, además de prevenir las arrugas que llegan con la edad (aquí también ayudan los antioxidantes). Para el pelo, un tratamiento con aceite de coco hace que crezca sano y brillante, disminuyendo la pérdida de proteínas, ayudándolo a crecer y entregándole fuerza y protección.

El otro lado de la moneda

Aunque hay una serie de estudios que ponen al aceite de coco como un súper alimento, es importante saber que también hay quienes dicen que estos estudios son demasiado preliminares, es decir, que no hay suficiente información. Mal que mal, sigue siendo un aceite con grasas saturadas, y eso hay que tenerlo en cuenta cuando nos dicen que se recomienda comerse una cucharada diaria.

No podemos pensar que un alimento puede sanarnos de todo, o que nos protegerá de todo: no existen dietas ni alimentos milagrosos, sólo podremos tener una vida saludable si nos alimentamos de manera equilibrada, siempre acompañada de deporte y descanso.

Dato: les recomiendo siempre usar el aceite extra virgen, es fácil de encontrar en los supermercados. Como cualquier otro aceite (o sea, tiene grasas saturadas) ¡es importante que lo usemos con responsabilidad!

¿Has utilizado el aceite de coco?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente