Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

5 reglas básicas del brasier que de seguro no conocías

Todo sobre: ConsejosDatosMujer

Lo más probable es que lleves años usando brasier, por lo que deberías ser a esta altura toda una experta en este tipo de prenda de ropa interior. Sin embargo, son cientos las mujeres en el mundo las que no conocen bien el funcionamiento de la prenda, no saben cuál es su talla y usan la equivocada por años, lo que sólo daña sus cuerpos.

Pero descuida, pues ahora, y gracias a el portal de The Huffington Post, podrás conocer  cinco reglas básicas que toda mujer debiera conocer sobre el brasier. ¡Empieza a cuidar mejor tu prenda y también tu cuerpo!

1. No deben ser cómodos

© Jesse Reardon/Twila Reardon/Corbis

© Jesse Reardon/Twila Reardon/Corbis

¿Raro, no? Pero cierto. La función vital de cualquier sostén o brasier es que este sujete tus pechos, que quede tirante y sea un buen sujetador. Si sientes que tu brasier está suelto, no sujeta bien tus pechos y sientes como si estuvieras al desnudo, entonces debes saber que tienes puesto un mal sostén y es claro indicio que debes cambiarlo.

Un punto importante además de conocer tu talla de brasier, es que esta es una prenda que necesitas cambiar cada tres meses aproximadamente, por lo que tener un “brasier regalón” no servirá de nada.

2. El sujetador debe sujetar

Esa es la función de los sujetadores, debe estar lo suficientemente firme como para que tus pechos no caigan. Se estima que los sujetadores y el contorno de la espalda deben quedar de tal manera que sea posible introducir solamente dos dedos en el sujetador de la espalda.

3. Tipo de copa

Clave para toda mujer. Existen varios tipos de copas, las que variarán de acuerdo al tamaño de tus pechos y el contorno de espalda por lo que debes estar constantemente preocupada por conocer cuál es tu talla. Recuerda que el cuerpo de la mujer está en contante cambio y que no tendrás la misma talla a los quince, treinta, cincuenta años o cuando estés embarazada.

4. Lavado

El brasier es como los calzones, deben cambiarse a diario y lavarse constantemente. No pienses que por no estar en contacto con fluidos no necesitarán de lavado, puesto que el cuerpo transpira y tu ropa necesitará de lavado constantemente.

5. Cambio

Esto es importante, pues tal como se señala arriba, es clave que estés cambiando cada tres o cuatro meses tus sostenes. Además, más allá de adquirir nuevas prendas, debes saber que es importante que cambies la prenda que usas a diario y que tengas varios modelos para elegir. Recuerda que un brasier deportivo no será igual que uno de encaje, por ejemplo, por lo que acomoda tus prendas en función de tus actividades diarias.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente