Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Cuidados-pelo-800x534 (1)

10 trucos para tener un pelo sano

Todo sobre: Look

Si estás absolutamente cansada de que tu pelo esté opaco durante la mañana y cada vez se vea más mal, puede ser signo de que no lo estés cuidando correctamente. Para ello siempre debes definir cuál es tu tipo de cabello y saber cómo tratarlo. Esto es bastante más fácil que lo que crees. Solo sigue estos diez tips de parte de EsMás y al poco tiempo, te verás radiante.

Lava, seca y peina suavemente. Frotarte el pelo con fuerza al lavarlo no le hace ningún bien y terminará cayendose. Hay que tratarlo con cariño, masajeando con la yema de los dedos todo el cuero cabelludo para eliminar grasa, sudor y mugre. Todos los tipos de pelo necesitan un acondicionador y un tratamiento hidratante semanal.

Desenrédalo con cuidado para que no se rompa, de ser posible hazlo en la ducha con el acondicionador puesto y con los dedos en lugar de peine. Enjuagarlo es clave para aportarle brillo, y trata de hacerlo con agua fría. Para secarlo, sólo envuélvelo en la toalla para absorber el exceso de humedad.

Hazte un buen corte. No vayas a la peluquería sólo en casos extremos, corta las puntas cada dos meses para que no se abran y el pelo crezca con más fuerza.

Dale más brillo. Aplícale una de estas dos mascarillas naturales y fáciles de preparar. Lava tu cabello, elimina el exceso de agua, aplícale leche condensada, déjala actuar 10 minutos, luego enjuágalo y pásale por encima un cubo de hielo.

Otra opción: pon al pelo aceite de germen de trigo, déjalo durante la noche y a la mañana siguiente lávalo, y, por último, aplica un chorro de vinagre de manzana.

Acaba con el exceso de grasa.. Combate la grasitud lavándolo con un poco de levadura de cerveza mezclada con el shampoo, enjuagándolo con jugo de limón.

Adiós a la resequedad. Aún causada por tinturas, un buen remedio natural es aplicarte una mezcla de dos yemas de huevo, una cucharadita de ron y otra de aceite de ricino; déjala actuar 10 minutos y enjuágala.

Presume tu pelo moreno. Así como la manzanilla aclara el cabello rubio, el romero oscurece el pelo castaño. Deja hervir por cinco minutos un puñado de hojas de romero frescas en agua. Vacía esta infusión en una botella con atomizador y guárdala en el refrigerador; rocíala sobre el cabello ya lavado y lo irás oscureciendo. Si es quieres reflejos de tono rojizo, rocíate una infusión de té rojo.

Acaba con la caspa. El shampoo para combatir la caspa multiplica sus efectos si los combinas con perejil. Hierve en agua media taza de hojas frescas y cuando se enfríe la infusión, úsala para darte el último enjuague sobre el cuero cabelludo después de lavarte el pelo.

Mantén los rizos bajo control. Domar el pelo crespo no debe ser un tormento. Para definir su forma natural, aplícate una clara de huevo sobre el cabello y envuélvelo en papel de aluminio. Usa acondicionador para ver mejores resultados.

Dale volumen. Si lo que buscas es darle cuerpo a tu cabello lacio, durante el lavado frota con la espuma del shampoo el pelo desde la raíz hasta las puntas. Después sécalo con aire caliente primero con la cabeza hacia abajo y luego mechón por mechón, por debajo, con un cepillo redondo.

Tíñelo sanamente. Mantén tu color en perfecto estado, aplicándote una mezcla de aceite de almendras, esencia de canela y unas gotas de limón.

Con estos trucos, estás lista para tener un cabello simplemente espectacular. Serás la envidia de la gente. ¡Disfrútalo!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente