Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Foto: lrgworld.com

Tres lugares para un menú orgánico

Orgánico, vegano, celíaco, transgénico, gluten y lactosa; sólo alguna de las palabras que se han ido incorporando lentamente a nuestro vocabulario cuando hablamos de comida. Después de años en que nuestra dieta tuvo como protagonistas a pesticidas, preservantes, saborizantes, azúcar procesado y grasas saturadas, de repente empezamos a preguntarnos cuánto afecta todo eso a nuestra salud.

Todos se dieron cuenta, pero sólo algunos hemos elegido alejarnos de la industrialización de los alimentos y volver a la naturaleza para mejorar nuestra salud y también la de nuestra familia. Y en estos casos, la salud de otras personas: a continuación, tres lugares que se la jugaron y hoy tienen un menú donde sólo hay platos saludables.

7 alces

Foto: hirondellepasteleria.com

Foto: hirondellepasteleria.com

Honestamente, mi favorito, y es que desde cómo nació hasta el lugar mismo, todo encanta. Después de años trabajando de 9 a 6, la dueña es este pequeño café emporio logró cumplir con su sueño: tener su propio café. Fue tal vez la construcción de ese sueño lo que hizo que este se convirtiera en un lugar rico, acogedor, y también muy coherente… se siente en el aire la dedicación que le ponen a todo.

Vayan a probar el menú del día (una lasaña de verduras, por ejemplo) o a comprar algunos de sus productos orgánicos para llevarse a la casa, todos de emprendedores locales: miel en panal, semillas 100% naturales, ghee (mantequilla clarificada) y hasta crema de avellana orgánica… ¡sólo con eso ya dan ganas de ir!

Se agradecen las buenas ideas y el brunch siempre es una, pero además, está la canasta de pic nic con manta incluida, que un fin de semana puede armar un panorama diferente en el parque sin nada de qué preocuparse. La canasta incluye galletas de avena, jugo natural, pan de centeno con palta y miel, y frutas de la estación.

Les súper recomiendo la torta de chocolate. No tiene gluten y les puede sonar fome, pero (y este es un gran pero) está hecha con hojas de chocolate blanco, dulce, bitter y dulce de leche. Quién necesita ponerle un panqueque a una torta como esa? Y con un café, la felicidad… pero una felicidad saludable.

VOP

Foto: Veoverde.com

Foto: Veoverde.com

Es el primer café orgánico que vi en Santiago, seis años atrás, cuando trabajaba justo al frente. Me acuerdo perfectamente lo que pensé: “a quién puede interesarle esto?”. Como muchos piensan hoy en día, me imaginé puras cosas desabridas y fomes… básicamente lechuga y té verde. Porque cuando conocí VOP, la comida no era una preocupación; comía cualquier cosa sin pensar en si le afectaba a mi salud. Con los años eso fue cambiando, y también cambió Santiago: este café es uno de varios que hoy creen en que la comida es la base de la salud.

En el ajetreado y ejecutivo barrio El Golf, VOP se instala con una carta con sopas, ensaladas, sánguches y otros platos que se cocinan con la mayor cantidad de ingredientes orgánicos como les sea posible. Para el desayuno y la once (mis comidas favoritas del día) se puede disfrutar de un café, también orgánico, té o jugos naturales, acompañado de pasteles caseros o sus brownies preparados sin gluten ni azúcar: sólo con ingredientes naturales. También venden verduras orgánicas, algo que se agradece porque siempre me faltan lugares donde encontrarlas.
Si trabaja por ahí no puede perdérselo, y si no, vale la pena el desvío.

La Fraternal

Foto: almagro.cl

Foto: almagro.cl

Bienestar 360°, así es La Fraternal. Este acogedor espacio de Providencia es perfecto para arrancarse para hacer una pausa en el día, para conversar o desconectarse, porque no sólo es un café, también tienen clases de yoga, talleres y como si todo eso fuera poco, una tienda de productos orgánicos. Un buen día puede empezar en La Fraternal con una clase de yoga y después, un antojo de su cocina “raw” que los caracteriza (con semillas, frutas y verduras crudas para aprovechar al máximo sus nutrientes en su estado natural). También están los sánguches veganos si el hambre es mayor, y para terminar, lo que más me gusta: el postre. No sólo tienen panqueques, además se puede elegir con qué rellenarlos! Y personalmente, si hay puré de castañas involucrado, tantísimo mejor. En su Facebook pueden encontrar todas las actividades que realizan para niños y grandes, ferias y hasta música en vivo, fomentando así la alimentación saludable y una vida más consciente.

La alimentación está cambiando y también nuestro estilo de vida. Lo vemos en los colegios, en la televisión, en las redes sociales, en la amiga que dejó de comer carne o el amigo que corrió la maratón por primera vez. Están pasando cosas y lo mismo pasa en la calle, en nuestros barrios, donde cada vez vemos cómo emprendedores se atreven a abrir espacios para entregarle a la gente la posibilidad de alimentarse mejor, de disfrutar de un plato que es tan sabroso como cualquier otro pero mucho más saludable. Estos tres que les recomiendo son sólo algunos ejemplos, porque esta tendencia llegó para quedarse.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente