Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Queque Casero

Queque casero con azúcar flor ¡Qué rico!

Todo sobre: Hecho en CasaRecetas

No digo que ya no se use, pero sí que ahora se acostumbra a comprarlos y que cada vez que me veo haciendo uno, su sabor tiene toques del pasado y me siento casi una niña junto a él.

Y es que a estas alturas qué más se puede decir sobre el queque casero y que nos ha acompañado toda la vida. Una de las primeras cosas en que metimos manos ayudando a las mamás, o la que te avisaba con el olorcito desde la cocina que era la hora de once mientras se hacían las tareas.

No me olvido de una vez con 4 años, me subí a meter la cuchara para sacar masa cruda (adictiva a mi entender, sobre todo por el sabor a ralladura de limón) y se dio vuelta el bowl en el suelo. Patiné feliz sobre la mezcla como por 3 minutos, hasta que me agarraron.

El molde metálico antiguo con un hoyo al medio, que se engrasaba antes de dejar caer nuestro proyecto de queque, y la infaltable ramita de escoba o palo de fósforo para ver si aún estaba crudo.

Para los niños siempre ha sido un panorama cocinar. Y como esta receta facilísima, el déficit atencional infantil no te deja plantada en mitad del proceso. Hay cosas que han cambiado con el tiempo: tenemos moldes de silicona, chips de chocolates, coberturas envasadas… Pero lo importante es que disfruten de la cocina, de su once y de las colaciones de queque casero que vendrán, todo hechos con sus propias manos, eso es justo lo que no hay que dejar pasar.

¡Que les quede rico, para que inviten y compartan!

Queque casero original (no acepten imitaciones)

Pongan en un bowl 2 tazas de azúcar y un poco de mantequilla y empiecen a meterle batidora con confianza. Agregan 1 taza de leche, 3 huevos y siguen revolviendo. Después harina (2 tazas o hasta que tome consistencia) y la ralladura de 1 limón. No sean amarretes que con harta queda más rico. Cuando ya no haya grumos le suman 2 cucharaditas de polvos de hornear y cálmese con las revoluciones de la batidora, o se le bajará. Si quieren el efecto “queque mármol” separen un poco de la masa y mézclenla con chocolate en polvo. Cuando todo ya esté en el molde aceitado, le vierten encima este ítem chocolatoso ¡y listo! Al horno, enfriar, espolvorear con azúcar flor y servir su queque casero.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente