Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
AGUA-VivirSmart (1)

¡Que viva el Agua!

Estamos por fin en el ansiado verano, época de sol, terrazas, patitas en el pasto, días más eternos, de mañanas frescas y tardes calurosas. Fines de semana en los que dan ganas de salir de picnic o a hacer deportes, aunque a veces la alta temperatura nos tira tanto para abajo que sólo buscamos quedarnos en paz, a la sombra y donde corra viento.

La deshidratación anda a la orden del día y nos llenamos de bebidas con gas metidas en la retina gracias a los avisos de la TV, olvidándonos de beber lo más rico, refrescante y efectivo contra la sed: el agua.

De vertiente si están en el campo, mineral embotellada si lo suyo la ciudad, de la llave incluso si es lo suficientemente helada; el agua es nuestra mejor amiga en esta época para refrescarnos por dentro y por fuera. La piel se pone más linda y sufre menos con el sol si bebemos constantemente, las grasas y colesterol acumulado comienzan a diluirse y como si fuera poco, se nos quita el calor en un dos por tres.

Recuerda las aguas saborizadas

Si la encuentran fome y sin gracia nunca olviden que pueden saborizarlas, basta con llenar y refrigerar jarros con agua con rodajas de naranja, limón, pomelo y cítricos en general, y además se beneficiarán con las propiedades de éstos. O bien pepinos en rodajas, con cáscara y todo. Berries variados y hierbas como albahaca, menta y hierbabuena; jengibre para darle un sabor más picante; canela para acercarnos a olores de nuestra niñez, o bien manzanas cortadas en gajos y frutas que nos resulten interesantes a pura nariz: de ésas que vas por la calle o la feria y ¡paf! el rico olor te pega y obliga a que te acerques al caserito para que nos pese un kilo o dos.

Y ya que estamos en ésa, nunca olvidemos la maravilla de preparar helado. Blanco, rojo, verde, la cosa es jugar con los sabores y verán que con harto hielo, durazno, naranja o lo que quieran más una terraza, chalitas, buena conversa y amigos van a estirar aún más las ricas tardes que ya están acá. No queda más que aprovecharlas entonces porque vaya que se echan de menos después.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente