Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Heladerías en Santiago

¡Que calor, vamos a una heladería!

Pocas cosas me gustan tanto como los helados. Tuve la suerte de estar en Italia y la única tarea que me di fue comer, al menos, uno al día (y estuve muchos días). Creo que en Chile estamos a años luz de los gelatos, pero me encanta que cada vez se encuentren más –y mejores– heladerías en las calles de Santiago.

Les quiero recomendar mis top tres y ojalá que puedan darme el dato de sus favoritas, ¡para ir a conocerlas!

Vitto abrió hace unos meses a pasos de la Plaza Las Lilas, en Eliodoro Yáñez. Es una heladería de barrio, no muy grande, pero se nota que todo está hecho con cariño: la decoración, la atención familiar e incluso la fabricación artesanal (sólo usan materias primas naturales). A veces paso después de la oficina para aprovechar el calor de verano y disfruto de alguna combinación que siempre incluye nutella. También se pueden agregar toppings como M&M, mini marshmallows o chispas de chocolate… ¡imperdible!

Cruzando el río, en el Patio Bellavista no sólo hay bares y restaurantes: también está Il Maestrale, reconocida heladería de tradición italiana. Lo que me gusta es que tiene helados más jugados y novedosos. Romero, especias, limón albahaca, y los chilenísimos huesillo y harina tostada (mi favorito) son algunos.

Mi última recomendación es Fortunata, en Vitacura. Lo conocí por su comida, por lejos mis pastas frescas favoritas. Un tiempo después llegaron sus helados artesanales para completar la oferta italianísima, y fue un acierto. Tiene una mini terraza para probarlos ahí mismo, o se puede comprar de medio litro para llevar a la casa y disfrutar en familia, o con las patitas en la piscina.

Por esto (y muchas cosas más) es que soy fan del verano. Ahora que empezó el calor, los invito a comer muchos helados y a contarnos cuáles son sus favoritos.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente