Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Nada puede salir mal con estas crocantes quesadillas con espinaca salteada

Las quesadillas son un plato mexicano delicioso y súper fácil de hacer. Las combinaciones que puedes hacer son infinitas. Variando el queso, incluyendo vegetales y proteínas, e incluso distintas especias. No hay límites en este conjunto colorido que inventaron los mexicanos. Desde algunas delicias de choclo y queso, a otras que se rebalsan con porotos negros y salsa spicy… Para evitar que nos comience a salivar la boca les voy a partir dando algunos consejos para mejorar sus quesadillas, antes de contarles de esta receta espinacosa.

Les recomiendo que, en un principio, además que solo queso, que cocinen las verduras o proteínas o lo que le echen, ANTES que la quesadilla. De lo contrario, van a empezar a botar líquido mientras están cocinándose y van a mojar la tortilla. Y nada peor que arruinar este plato con una masa desintegrada en tu plato. No no, esto es mejor comerlo con todos sus ingredientes dentro, sin chorrear y ojalá sin una pasta masosa en vez de una tortilla.

En cuanto a la tortilla puedes usar la que más te guste. En este caso usé de trigo, pero también puede ser de maíz o de harina integral. Lo mismo con el queso, que como les comentaba, puede ser de cualquier tipo, idealmente que se derrita. Yo usé mozzarella, pero no se limiten, pueden usar parmesano, gruyere, manchego, edam, gouda, mantecoso, cheddar o una mezcla de todos esos.

Una de las cosas que me encanta de las quesadillas es lo rápido que se pueden hacer. Incluso considerando el tiempo de salteado de las espinacas sigue siendo extremadamente rápido (y delicioso). Es perfecto si viene gente a la casa de improviso o si te mueres de hambre una noche y necesitas un snack rápido para seguir con vida. Así que, sin más vueltas, acá les cuento cómo hacer una increíble quesadilla, que además es una rica manera de incluir el alimento de Popeye y mantenernos con fuerza.

Ingredientes para una quesadilla

Para las espinacas salteadas

  • 50g hojas de espinaca sin tallo
  • 2 cdas aceite de oliva
  • Sal

Para la quesadilla

  • 2 tortillas de trigo
  • 100g queso mozzarella

Para la palta

  • ½ palta molida
  • Jugo de medio limón sutil
  • 1 cda aceite de oliva
  • Sal y pimienta a gusto

 Preparación:

Espinacas salteadas:

  1. Calentar una sartén a fuego alto y echar el aceite de oliva. Agregar las hojas de espinaca e inmediatamente la sal. Esto hace que se queden súper verdes.
  2. Mover constantemente por unos 30 segundos o hasta que las hojas se vean suaves. Si las recocinas demasiado se ponen café.
  3. Retirar y reservar hasta que se enfríen.
  4. Exprimir las hojas con nuestras manos hasta que boten toda el agua.

Quesadilla:

  1. Rallar el queso mozzarella y ponerlo sobre una de las tortillas.
  2. Encima poner las hojas de espinaca salteada y salpimentar. Prueba el queso porque algunos tienen más sal que otros. Tapar con la otra tortilla.
  3. Poner una sartén a fuego medio sin aceite y poner nuestro “sandwich” de tortilla encima. Esperar a que se dore por abajo y se empiece a derretir el queso y darle la vuelta para repetir por el otro lado.

Palta:

  1. Mezclar todos los ingredientes y servir al lado o sobre la quesadilla.

Ahora nuestra parte favorita, ¡a comer! Y al menos como esta preparación es super rápida, ¡podemos evitarnos el cargo de conciencia de comer en un minuto lo que preparamos por una hora! Si les quedan sobras, pueden mantener sus tortillas en una bolsa bien sellada o en un pote, en su refrigerador LG. Con la línea InstaView Door-in-Door y su filtro de 5 pasos, se elimina la gran mayoría de los agentes dañinos como polvo, hongos, olores ácidos y alcalinos. ¡Por lo que tu comida se mantendrá en perfectas condiciones por más tiempo!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente