Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Maneras NO tradicionales de cocinar y comer la pasta

Todo sobre: CocinaComidaPastas

Soy una de las millones de personas que sienten una extrema fascinación por las pastas sin llevar una gota de sangre italiana por las venas. Lo que más me gusta es lo versátiles que pueden ser. Algunos italianos me matarán por lo que voy a decir, pero no existe LA manera de prepararlas correctamente y es algo que aprendí viajando justamente por Italia.

¡¿Ñoquis fritos?!

Puede sonar como una locura hasta que los pruebas. Son tan ricos como una papa frita y también se comen con ketchup. No es un invento americano, los probé en Génova, directamente de las manos de un reconocido chef italiano, y la verdad es que tiene bastante sentido, si los ñoquis están compuestos en un 90% de papa. Compra unos ñoquis de buena calidad (aunque si te animas, lo mejor es prepararlos en casa), fríelos y deja a tus amigos con la boca abierta, ¡no podrán parar de comerlos! Eso sí, no olvides acompañarlos con mayonesa, ketchup y mostaza.

Si todavía no te sientes cómodo con la idea de los ñoquis fritos, prepárate porque puedo ir aún más lejos… ¿te gustan las empanadas fritas? Si tu respuesta es sí, debo decir que los ravioles fritos te fascinarán, resultan como una mini, adorable y crujiente empanada que lleva consigo todo el sabor sofisticado del relleno del raviol. Si te sientes tentado con probarlos, hazlos con unos ravioles frescos y que tengan un delicioso y suave relleno.

La cocción de las pastas…

Esta es una regla que siempre trato de seguir a la hora de cocinar pasta: 100 g de pasta seca por litro de agua, pero la verdad es que no la sigo al 100%. Me gusta reemplazar parte de los 1.000 ml de agua por algún líquido de otro tipo. Todos sabemos que la pasta y el vino son muy buenos amigos pero, ¿qué pasaría si por ejemplo, reemplazamos la mitad del agua de cocción por vino tinto? Le daría un hermoso y extravagante color a tu espagueti. También puedes reemplazar el agua de cocción por caldo de ave, carne o vegetales, esto le dará un sabor mucho más intenso a tu pasta.

¿La pasta como postre?

Aunque suene raro, la pasta queda muy bien como postre. Si pensamos, el sabor de la pasta es algo neutro, generalmente no es tan salada como para que llegue a quedar mal con una salsa dulce. A mí en lo personal me gustan los fetuccini con una salsa de nutella tibia y frutillas, o unos pennes con mascarpone, salsa de frambuesa y almendras tostadas, ¡te animo a que las pruebes de esta manera!

Espero que a ningún italiano le hierva la sangre después de leer esto, pero les prometo que son cosas que aprendí en la mismísima Italia.

¿Has probado la pasta cocinada de otra forma? ¡Cuéntamela!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente