Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Foto: Wikipedia

Los gnocchi del 29

Si son fanáticos de los gnocchi o ñoquis, igual que yo, van a estar felices de saber que hay una tradición italiana que nos invita a comer este rico plato, al menos, una vez al mes. Son varias las historias que explican esta costumbre, pero lo realmente importante es que alguien fue increíblemente sabio para establecer este rito para comerlos todos los meses.

Es mi plato favorito del mundo mundial y comerlos me hace feliz, cada vez, todas las veces. Además, la tradición también tiene su lado mágico: dice que debemos poner un billete debajo de nuestro plato porque de esta manera estamos asegurando la abundancia para el mes que viene.

Para prepararlos a mano hay que tener una destreza culinaria que yo, lamentablemente, no tengo. Los compro en el supermercado o en la Pasta Divina, que tiene descuentos los días 29 para los gnocchi, preparados en diferentes sabores.

Además de ser baratos y ricos, los gnocchi son tremendamente versátiles y podemos mezclar nuestros ingredientes favoritos en una salsa y listo. Mi combinación favorita es gnocchi pesto, pero si ustedes lo prefieren está la salsa boloñesa, rosa, bechamel, provenzal, alfredo, carbonara y cuatro quesos, entre muchas otras ideas. También son deliciosos en sus versiones más simples; con aceite de oliva y tomates deshidratados o aceitunas, o hierbas. Ahí está lo entretenido, en inventar. Y en dos minutos están listos.

Para los valientes y talentosos les dejo la receta de los ñoquis de papa.

Ingredientes

Foto: Flickr

Foto: Flickr

1 kilo de papas
500 grs. de harina
1 huevo
Sal y pimienta a gusto

Preparación

Hervir las papas con cáscara y cuando estén cocidas, pelarlas y hacerlas puré. Mientras el puré esté tibio ir agregando la harina e incorporar el huevo. Formar una masa pero sin amasar demasiado para que no requiera más harina y se endurezcan los ñoquis. Hacer rollitos con la masa de un centímetro y medio de grosor. Cortarlos en trocitos de 2 centímetros. Marcarles las rayas con un tenedor (o con la herramienta para marcar ñoquis si la tienen). Hervir agua con una cucharada de sal en una olla. Agregar los ñoquis y cuando estos suban a la superficie, esperar unos segundos para sacarlos con una espumadera.

Esta es la receta base, eso sí, no pueden olvidarse de los tres ingredientes clave: el aceite de oliva, el queso parmesano y obviamente, una copa de vino tinto para acompañar.

Fuente de la receta: www.recetasdeargentina.com.ar

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente