Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
1588174405_766c3a1671_b

Los Digüeñes o Quiñenes

Estos maravillosos hongos crecen en las ramas del hualle (o roble joven), desde la región del Maule hasta la Araucanía y su temporada dura menos que reality sin “rostros”, o sea: un suspiro. Con suerte podemos aprovecharlos desde Octubre al inicio del verano y sería.

Me considero afortunada de conocerlos porque mi papá es del sur y ha transmitido toda la vida con los famosos digüeñes. -¡Guácala, babosos, sabor a plumavit! Decía yo la muy ignorante, y de a poco les agarré el gusto hasta que me hice adicta. Suaves y esponjosos saben un poco a champiñones, babean cuando los partes y al estar bien aliñados nos dan –para mi gusto- la mejor ensalada que en este planeta puede acompañar a un trozo de asado a la parrilla.

Ahora toda familia anda pendiente cuando se acerca la fecha en que llegan a Santiago. Persona que va a la Vega le preguntamos si ya los vio salir y partimos. Muy fácil de encontrar no son, y baratos tampoco. ¿Saben por qué? Porque los ricos digüeñes tienden a desaparecer por culpa del cultivo de pino y otras especies de rápido crecimiento que se siguen comiendo el bosque nativo. Pavos lesos que prefieren sacar 3 veladores, una mesa de centro y un respaldo de cama –bien feo, por cierto- de un árbol en vez de dejar en paz a los hualles y sus digüeñes.

La recolección de éstos además da trabajo a campesinos de la zona que salen a venderlos al camino en los meses de Primavera. Con palos largos suben a la precordillera para apalear las ramas y bajan cargados, y vaya que los lugareños saben cocinar y aprovechar estos ricos hongos.

Dejo entonces 3 recetas que se pueden hacer para que los compren y cocinen porque les juro que se pueden arrepentir de no comerlos si llegan a desaparecer. Si tienen un trozo de entraña a la parrilla a punto, ya lista y con sal gruesa no duden en ponerle una ensalada de ellos al lado y me cuentan qué tal.

Ensalada de Digueñes

1 Manojo de cilantro
1 Cucharada de Aceite (de oliva queda mejor)
Sal
½ Cebolla picada fina (optativa, a mí me gusta sin cebolla)
1 kg. de digüeñes
Limón o vinagre.

Preparación: Se lavan los digueñes con agua fría y se pican o parten en 4 los más grandes. Agregamos cilantro picado, sal, aceite, cebolla y vinagre o limón a gusto. Fácil y rico.

Digüeñes fritos

Los lavamos y partimos en pequeños trozos con un cuchillo. Calentamos una sartén y los salteamos con ajo machacado, un pelín de orégano, pimienta y lo que quiera ponerle, al final un poco de sal y dejamos a fuego bajo por 5 minutos. Esta es la misma base para la tortilla de digüeñes, basta agregarle huevos y listo. Se sirve con arroz, puré de papas o simplemente se comen untados con pan.

Empanada de Digüeñes

3 kgs. de Digueñes
Masas para empanadas (Si no la quiere hacer, la venden lista y cortada en el supermercado)
Aceite
Sal
Pimienta
Comino
4 Cebollas

Preparación: Armamos un sofrito con la cebolla y todos los aliños. Una vez cocida, revolcamos los digüeñes y corregimos la sal del pino.

Se prepara la masa para empanada (o se saca del envase, como haya escogido), rellenamos y freímos en aceite bien caliente. Que las disfruten.

Foto: xerofito

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente