Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

La receta de 5 deliciosas y saludables leches vegetales para deleitarte

Mi primera leche vegetal hecha en casa fue la de almendras, aún recuerdo la alegría que sentí al probarla y darme cuenta de que no tenía nada que envidiarle a su hermana envasada. Lo mejor de hacer leche vegetal casera es que tienes absoluto conocimiento del origen de todos los ingredientes de elaboración, porque digámoslo, algunas leches vegetales que venden en el supermercado, como por ejemplo la de soya, se encuentran algo desprestigiadas dada su procedencia (cultivos transgénicos). Si decides comprar leche vegetal, yo te recomiendo optar por una orgánica y certificada.

Estas leches son ideales para preparar todo tipo de preparaciones, reemplazan muy bien a la leche de vaca, así que utilízalas en postres, repostería, comidas, ¡o lo que te diga tu imaginación!

*La mayoría de las leches vegetales caseras duran entre 3 y 4 días refrigeradas y guardadas dentro de un recipiente hermético.

Leche de avena

¡La avena es muy económica! Por eso es una muy buena opción para consumir a diario.

Ingredientes:

-1 taza de avena integral

-4 tazas de agua (1 Lt)

-Una pizca de sal para realzar el sabor (opcional)

Deja remojando la avena en agua dentro del refrigerador durante 12 horas. Lávala bien y licúa la avena con las 4 tazas de agua y la pizca de sal durante algunos segundos. Filtra la leche con un colador fino, gasa o un filtro de café y luego refrigérala.

Leche de coco

Es una de las más usadas y conocidas. Es la base de buena parte de las preparaciones gastronómicas en países como Vietnam, Tailandia e Indonesia, ¡nada más rico que un curry con leche de coco!

Ingredientes:

-2 tazas de coco rallado

-4 tazas de agua tibia (1 Lt)

Pon los ingredientes en una licuadora y mézclalos durante algunos segundos. Pasa la leche de coco por un colador fino, gasa o un filtro de café y luego refrigérala. Con la pasta de coco que sobró, puedes hacer más leche de coco, pero utilizando solo dos tazas de agua.

Leche de quinoa

La quinoa es un súper alimento, pose un alto nivel de proteínas, minerales y omega 6. ¡Por eso su leche resulta una de las más nutritivas!

Ingredientes:

-2 tazas de quinoa lavada y cocida

-4 tazas de agua (1 Lt)

Pon los ingredientes en una licuadora y mézclalos durante algunos segundos. Pasa la leche de quinoa por un colador fino, gasa o un filtro de café y luego refrigérala.

Leche de castañas de cajú

Lástima que en Chile las castañas de cajú sean tan caras, ¡porque esta leche es muy deliciosa! Si de vez en cuando te quieres dar un pequeño lujo, te invito a que la prepares, ¡te encantará!

Ingredientes:

-1 taza de castañas de cajú sin sal

-3 tazas de agua (750 ml)

-1 pizca de sal para realzar el sabor (opcional)

Deja remojando las castañas de una noche para otra (mínimo 6 horas), drénales el agua y luego licúalas con las 3 tazas de agua y la pizca de sal durante algunos segundos. Filtra la leche con una gasa, colador fino o filtro de café y guárdala dentro del refrigerador.

Leche de almendras

Es muy fácil encontrar esta leche en los supermercados, pero su alto precio la hace algo inaccesible para algunos. Si la preparas tú, podrás ahorrar un poco más de la mitad, ¡así que anímate a hacerla!

Ingredientes:

-200 g de almendras

-4 tazas de agua (1 Lt)

Deja remojando las almendras dentro del refrigerador de una noche para otra (mínimo 6 horas), luego drénales el agua y quítale las cáscaras. Licúa las almendras remojadas con las 4 tazas de agua durante algunos segundos, luego filtra la leche de almendra con una gasa, colador fino o filtro de café y mantenla refrigerada.

Como te habrás dado cuenta, hacer leche vegetal es muy fácil: solo necesitas el fruto escogido y agua. ¡Por eso te invito a que pruebes con los frutos que más te gustan! Te recomiendo endulzar las leches con dátiles o stevia, solo debes incorporar el endulzante al momento de licuar.

Conserva tus leches vegetales en el InstaView Door-in-Door de LG

Con este refrigerador, tendrás tus alimentos favoritos y que consumes con mayor frecuencia, a mano. El InstaView Door-in-Door de LG cuenta con una tecnología genial que con solo dos golpes en la puerta, el refrigerador se ilumina y puedes ver lo que hay dentro sin necesitad de abrirlo, ¡así podrás ahorrar tiempo y energía!

¡Cuéntanos cómo te quedan!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente