Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Foto: Flickr/ Jorge Díaz

El pan con huevo, un clásico de siempre

Uno de los sánguches más ricos y simples del universo, presente –si no me equivoco- en todas las culturas del planeta. Es que quién se puede resistir a semejante maravilla, es cosa de imaginarse el panorama: cansado llegando del colegio, la universidad o la oficina, sientes que debes regalonearte con algo rico pero la energía no da para prepararse algo complicado, y te acuerdas de la paila.

Orejona más fiel no vamos a encontrar, testigo mudo de tantos asaltos bajoneros a la cocina a las horas más impensadas. Desayunos de campeones con huevos revueltos con queso chanco; huevos con tomate si queremos hacerlos más rendidores, ojalá cargados a la pimienta para una sazón extra; huevos con jamón para alegrarnos el alma cuando van apareciendo las tiritas cortadas con cada mordisco; huevos con tocino para chanchear con gusto y mis favoritos del mundo: huevos con longaniza en una buena paila y con marraquetas tostadas al lado, qué cosa más rica y perfecta cuando el jugo de éstas se mezcla y deja todo de un color anaranjado.

¿La receta para hacer una buena paila de huevos? Primero tener reconocida a la paila regalona donde sabemos que no se pegarán en exceso, un poco de aceite caliente, sal a la mano para no tener que buscarla mientras el fuego arde y amenaza con recocerlos, una buena cuchara sopera para revolver con más ganas, primero las claras y al momento de apagar la cocina romper las yemas y que quede todo jugoso. ¿Algo más? Creo que no tiene más ciencia, si se me olvida algún secreto –que no hay misterio alguno en esto como verán- lo compartimos.

Un buen lugar para abastecerse de paila de huevos al paso es la Fuente de soda Dominó. Ahí por unos $1.900 entre 7:30 y 11:00 a.m. le sirven un desayuno que lo deja parado para enfrentar la mañana: Vitamina de naranja, zanahoria o mixta, té o café solo o con leche y ella: la bendita paila de huevos elegida que puede ser sola, con jamón o queso. Así da gusto empezar el día.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente